La Consejería de Fomento de Castilla-La Mancha, a través de su Dirección General de Carreteras, ha activado los dispositivos previstos de vialidad invernal en la red viaria de Castilla-La Mancha, ante las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que anuncian la irrupción de una masa de aire frío que provocará heladas generalizadas, lo que conlleva la posible presencia de hielo en las carreteras.

Concretamente, se está actuando con la extensión de sal en toda la red viaria de la región, aunque se han extremado las precauciones

—por la alerta de Nivel Naranja— en la Sierra de Alcaraz y la Sierra del Segura, en la provincia de Albacete; en la Serranía de Cuenca y en Lagunas y Parameras del Señorío de Molina, en Guadalajara.

La Consejería de Fomento continúa dotando de medios necesarios al dispositivo de vialidad invernal con el objetivo de garantizar la circulación en las carreteras de Castilla-La Mancha para asegurar el tráfico durante los episodios climatológicos adversos.

De este modo, ha ampliado el dispositivo previsto en la provincia de Toledo con tres nuevos equipos que permitan actuar con la máxima celeridad. Además, se han sumado a los medios disponibles tres camiones con cuña quitanieves y esparcidores de fundentes para poder asegurar la circulación en las vías de gran capacidad, como la Autovía de la Sagra y la Ronda Suroeste en Toledo.

Tanto el personal de las 17 zonas de conservación de la Dirección General de Carreteras, como los medios materiales —entre ellos 67 máquinas quitanieves— están disponibles para actuar desde la recepción del aviso de Protección Civil de Castilla-La Mancha, con el fin de garantizar la fluidez del tráfico y la seguridad vial en las carreteras autonómicas ante la presencia de hielo.

Todo ello, siguiendo las directrices del Primer Protocolo de Vialidad Invernal de Castilla-La Mancha que ha puesto en marcha la Consejería para este invierno.

Consulta aquí más noticias de Toledo.