La Federación de Industria de CC.OO. Euskadi ha advertido a la patronal de que el convenio de Metal de Bizkaia "sigue en plena vigencia" hasta que se firme uno nuevo y, en este sentido, ha censurado que pretenda "aplicar condiciones laborales de 2007 a más de 50.000 trabajadores".

En un comunicado, el sindicato se ha pronunciado de esta manera tras conocer la circular enviada por la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM) a sus compañías asociadas en la que, según ha explicado CC.OO., "les sugiere, sin base jurídica ninguna, que apliquen las condiciones previas" al convenio 2008-2011.

"Las condiciones laborales del convenio del metal de Bizkaia 2008-2011 siguen plenamente vigentes hasta que se firme un nuevo convenio", ha insistido el sindicato, que ha recordado que este acuerdo afecta a más de 50.000 trabajadores y fue firmado en eficacia limitada por CC.OO. (25% de la representación) y UGT (15%).

Comisiones Obreras ha resaltado que, durante su periodo de vigencia, el convenio ha garantizado un incremento salarial acumulado del 15 por ciento y "la conquista de una importante mejora" en el área de salud laboral, como es la complementación de la totalidad del salario para bajas ocasionadas por accidentes laborales y enfermedades profesionales.

Según ha advertido, la "recomendación" efectuada por la FVEM al sector vizcaíno del Metal supondría, en caso de aplicarse, "poner en duda el incremento de los salarios y la no aplicación de la cobertura de baja al 100 por cien".

El sindicato ya ha comunicado a la FVEM que su postura "no tiene base jurídica ninguna" y ha explicado que, a pesar de ser un acuerdo de eficacia limitada, "el convenio se prorroga automáticamente hasta que se firme uno nuevo", según recoge su artículo 2.

A su juicio, la patronal vizcaína "trata de sacar partido a la confusión existente tras la reforma de la negociación colectiva de junio de 2011 y en previsión de que se promulgue otra reforma en ese ámbito por parte del Gobierno del PP".

Por ello, CC.OO. ha anunciado que "peleará" el cumplimiento del acuerdo tanto en los tribunales como en el terreno sindical, para evitar que las condiciones de trabajo de los trabajadores metalúrgicos "sean pisoteadas".

Desde el punto de vista jurídico, CC.OO. está convencido de que los tribunales avalarían su postura, sobre todo si el denunciante es afiliado a alguno de los sindicatos firmantes. Y es que el convenio del Metal 2008-2011 vincula expresamente a las partes que lo suscribieron.

Al margen de la lectura jurídica, el sindicato ha denunciado la actitud "torticera e irresponsable" de la patronal, al "negar la validez de un acuerdo firmado por ella misma". "El convenio del Metal es el acuerdo de negociación colectiva más importante de Bizkaia y es una frivolidad jugar a hacer experimentos con una herramienta tan importante de las relaciones laborales", ha añadido.

Las negociaciones para la firma de un nuevo convenio en el sector comienzan este mes de febrero. CC.OO. está convencido de que, con su postura, la patronal vizcaína pretende colocarse en una situación de ventaja.

Por otro lado, la central sindical ha recordado a ELA y LAB que han contribuido "decisivamente a la hora de proporcionar esta baza a la patronal". Estos dos sindicatos se negaron a firmar el convenio, privándole de tener eficacia general.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.