La Unión de Hermandades de Jerez de la Frontera (Cádiz) decidirá el próximo martes en un Pleno si asume el montaje de los palcos de Semana Santa tras la negativa del Ayuntamiento de la localidad a ocuparse de estos trabajos. El gobierno local (PP) justifica su postura en la "conflictividad social" que existe en la localidad por las protestas de los trabajadores y la situación económica del Consistorio.

Fuentes de la Unión de Hermandades han indicado a Europa Press que la propia alcaldesa, María José García-Pelayo (PP), ya se ha reunido con los hermanos mayores de las cofradías para trasladarles personalmente esta medida, aunque se han mostrado partidarios de no tomar una decisión "a la ligera" y no pronunciarse definitivamente hasta el próximo martes.

En este sentido, las opciones que pondrán sobre la mesa los representantes de las hermandades jerezanas en el Pleno pasan desde asumir el montaje de palcos, instalar sólo sillas o ninguna de las dos cosas. Según apuntan, una comisión está analizando ya todas las posibilidades.

No obstante, la Unión de Hermandades ha lamentado en un comunicado "la premura del tiempo" con la que el gobierno local les ha trasladado el anuncio. No obstante, ha dejado claro que "cualquier decisión se tomará con tranquilidad, sin precipitación y en beneficio de la buena imagen de la ciudad y de su Semana Santa".

De igual manera, han subrayado que el montaje de los palcos y sillas de la Carrera Oficial "no supone desembolso económico alguno para el Ayuntamiento", y han explicado que estos trabajos "se realizan por parte del personal municipal en horario laboral y con material del que ya se dispone".

Finalmente, la Unión de Hermandades ha recordado que este colectivo "corre con los gastos de alquiler de sillas, contratación de acomodadores, seguros sociales y todo lo que supone un desembolso dinerario".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.