David Bustamante
El cantante David Bustamante presenta su gira Tour Mío. J. Casares / Efe

David Bustamante presentó el miércoles su Tour Mío 2012, una gira íntima por una treintena de ciudades con su álbum más personal, en el que ha participado como productor y compositor, y que le sirve como un repaso a los siete discos que ha publicado a lo largo de sus diez años en la música.

Bustamante, que arranca su gira en León el próximo viernes, ha calificado en una rueda de prensa su nuevo disco Mío como un trabajo "muy cuidado" que le ha permitido "experimentar, fusionar y repasar" las "canciones míticas" de su carrera.

Empecé con 19 y me gustaba menear las caderas; ahora me cuesta más Desde su segundo trabajo, ha recordado, siempre ha incluido algún tema compuesto por él en sus discos, sin embargo en Mío ha incrementado más su participación en las melodías, las letras y la producción.

"De vez en cuanto me viene la inspiración y quiero aportar más de mí mismo al disco, por eso me gusta ser letrista", ha añadido.

Bustamante ha comparado los grandes aforos de sus conciertos en sus inicios tras el programa Operación Triunfo con esta nueva etapa de conciertos en teatros que comenzó hace dos años.

"Empecé con 19 años y me gustaba menear las caderas y aún lo hago en la medida de lo posible, aunque cada vez me va costando más", ha bromeado antes de añadir que, no obstante, ante todo es "baladista" y un concierto en un teatro le da la posibilidad de "hacer cosas que no permiten una plaza de toros o un estadio", puesto que "hay muchos matices que se pierden en los espacios abiertos".

La intimidad que tiene un teatro y el "poder ver la mirada de la gente" le permite encontrarse a sí mismo y estar más cerca de unos "fans" que cada vez son más y abarcan más generaciones, puesto que hay "personas mayores, adolescentes y parejas", ha descrito.

Seis músicos, dos coristas, guitarras, un piano, un bajo y una batería acompañan a Bustamante en esta gira en la que presenta un disco "más rock" pero sin renunciar a su "voz limpia", aunque sea este un estilo musical que el público suele asociar con "voces rotas", ha declarado.

Tengo suerte de tener conciertos, que es lo único no pirateable Aunque no tiene "prisa", el cantante ha manifestado su deseo de poder realizar algún día un disco propio al cien por cien, aunque de momento, según ha manifestado, se conforma con tener "canciones bonitas y ponerles todo el corazón".

Ha reconocido que la música está "muy tocada" por la crisis y la piratería, y afirmado que "por suerte" tiene "mucho trabajo" con los conciertos, que es lo único "no pirateable" en ese campo.

"Voy capeando la crisis como puedo. Procuro no pensar en eso sino formarme y dar cada día más y mejor para que la gente tenga ganas de venir a mis conciertos", ha añadido.

A este respecto, el cantante ha mantenido que comprar discos "es apoyar la carrera de un artista".

"Que nadie se piense que alguien se hace rico vendiendo discos. El disco solo es una excusa para tener una carrera y poder hacer una gira en la que vivir momentos especiales con el público", ha concluido.