El presidente del PP en Avilés, Joaquín Aréstegui, ha indicado este jueves que el gobierno del Principado únicamente auditó las cuentas de la Fundación Centro Niemeyer y no las de otras entidades que reciben subvenciones de la administración regional. En rueda de prensa ha dado a conocer una respuesta del consejero de Cultura en la que señala que en los expedientes se habían detectado irregularidades, "aunque no dice cuáles".

"Dice que se empezó haciendo auditorías al Niemeyer y luego, si se encuentran problemas en otras, se vería. Así se ve que había una intención política a la que se quiso dar recubrimiento legal. Lo tenían en el punto de mira y fueron a por la fundación", ha asegurado Aréstegui.

Además, el popular ha preguntado que "cómo es posible que el gobierno de Cascos calificara el Niemeyer como un chiringuito socialista y haya mantenido a los gerentes de otros chiringuitos socialistas como la Zalia, Recrea o la Isla de la Innovación", ha indicado.

Aréstegui ha expresado sus dudas acerca de que el Centro Cultural Internacional Avilés tenga que pedir al ayuntamiento licencia de apertura, dado que el Niemeyer tuvo que hacerlo; así como que deba pagar el IBI al consistorio o que no pudiera utilizar los accesos de la pasarela peatonal.

Por otra parte, el presidente popular ha hablado de la programación del complejo de la ría que presentó el miércoles el consejero de Cultura. "No me creo las cifras, sólo El Sueño de Morfeo y José Mercé cuestan casi la mitad de esos 100.000 euros", ha dicho antes de preguntar si "vamos a asistir a dos programaciones de casa de cultura en la misma ciudad".

"Es un despilfarro de medios y falta de coordinación", ha dicho Aréstegui, que ha apuntado que los ciclos de música clásica y danza municipales están consolidados. "¿Han hablado el ayuntamiento y Principado para hacer esta programación", ha preguntado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.