La provincia de Cádiz ha sufrido en los últimos cinco años un "fuerte" descenso en el número de compraventa de viviendas, en línea con la tendencia seguida por todo el territorio nacional, pasando de las casi 35.000 compraventas del año 2005 a poco más de 10.000 en 2011, perdiendo en el periodo el 70 por ciento de su actividad inmobiliaria residencial; según recoge un informe del Colegio de Registradores de España.

Presentado con motivo del IV Congreso iberoamericano de Registradores, que se celebra en Cádiz los días 8 y 9 de febrero, se ha presentado el informe llamado 'Panorama Registral. Evolución inmobiliaria y mercantil de la provincia de Cádiz. 2005-2011', dedicado al análisis del impacto económico de la crisis en Cádiz y Andalucía, también con referencias nacionales, a través de la información inscrita en los Registros de la Propiedad y Mercantiles.

Comenzando con el análisis del sector inmobiliario, el estudio destaca que la provincia de Cádiz ha contado con un fuerte descenso del número de compraventas de vivienda durante los cinco últimos años, perdiendo en el periodo el 70 por ciento de su actividad inmobiliaria residencial, mientras en Andalucía y el conjunto del territorio nacional se perdió el 60 por ciento de las alcanzadas en 2005.

La distribución de compraventas de vivienda, distinguiendo entre nueva y usada, muestra un mayor grado de renovación del mercado en Cádiz (con un 60-70 por ciento de operaciones de vivienda nueva), que en Andalucía y el conjunto del territorio español, con el 50-55 por ciento de media en el periodo estudiado.

Por su parte, la vivienda nueva protegida en la provincia de Cádiz ofrece porcentajes estables, alrededor del diez por ciento del total de compraventas, "duplicando e incluso triplicando algunos años las tasas alcanzadas en Andalucía y España".

Además, el informe refleja que el endeudamiento hipotecario por vivienda ha seguido una tendencia paralela al precio de la misma, totalmente homogénea en Cádiz, Andalucía y territorio nacional. Así, durante el ciclo alcista fue creciendo y posteriormente, con el cambio de ciclo, se ha ido reduciendo hasta quedar en escasamente 100.000 euros en Cádiz y Andalucía, por 117.000 en España.

Con relación a la accesibilidad a la vivienda, los tipos de interés tanto en Cádiz, como Andalucía y España eran bajos en 2005, 3,2 por ciento, aumentando paulatinamente hasta superar el 5 por ciento en 2008 y descendiendo después hasta el 3,7 por ciento de media en 2011. La cuota hipotecaria en Cádiz ha seguido un camino similar y ha llegado a bajar por debajo de los 500 euros en 2011, suponiendo el 29 por ciento del salario medio, frente al 31 por ciento que supuso para Andalucía y el 32 por ciento para el resto de España.

Actividad mercantil

La panorámica mercantil ha mostrado "con igual nitidez" que la inmobiliaria lo ocurrido estos años, ya que las sociedades constituidas han descendido en Cádiz un 45 por ciento. Desde las más de 2.600 de 2005, se ha pasado a 1.400 en 2011.

Las empresas que finalizan su actividad, es decir, las extinciones en Cádiz, han aumentado un tercio, desde las 187 de 2005 hasta las 249 en 2011. En el mismo periodo aumentaron también en Andalucía, pasando de 1.452 a 2.577 y, en España, crecieron dos tercios, desde 13.131 a 21.945.

Teniendo en cuenta ambos datos, constituciones y extinciones, el informe refleja cómo la situación económica ha ocasionado que en 2005 las extinciones oscilasen entre el 6 y el 9 por ciento de las constituciones en los tres ámbitos geográficos estudiados, mientras que en 2011 este porcentaje ha llegado a suponer del 17 al 25 por ciento.

Concursos de acreedores

El último aspecto societario mercantil que se ha estudiado corresponde a los concursos de acreedores, es decir, a las sociedades que atraviesan dificultades, obligándolas a utilizar vías jurídicas de protección por no poder afrontar sus pagos.

Así, en Cádiz se ha pasa de seis concursos en 2005 a 56 en 2011; mientras en Andalucía se ha pasado de 86 a 518 y, en el conjunto de España, de 1.175 a 5025 en el mismo periodo. En la práctica, según al ámbito geográfico analizado, los concursos aumentan aproximadamente el 500 por cien (España), 600 por cien (Andalucía) y 900 por cien en Cádiz.

Las dimensiones de las empresas que entran en concurso son mayores a medida que se desarrolla la crisis económica, mostrando un menor tamaño a nivel provincial, con la excepción del número medio de empleados, 11 en Cádiz y ocho en el territorio andaluz.

Con relación a la "edad" de las empresas concursadas, antes de la crisis estaban en siete años desde su constitución hasta su entrada en concurso, tanto en Cádiz como en Andalucía, pero el avance de las dificultades económicas ha elevado este periodo a los 9/10 años, afectando pues a empresas más consolidadas.

Finalmente, la composición sectorial de las empresas en crisis rebela la subida del sector de la construcción, que pasa del 40 por ciento antes de la crisis a representar más del 50 por ciento del total después, en Cádiz y Andalucía, seguido por los servicios y, en último lugar, por la industria, de acuerdo al fenómeno de la "terciarización productiva" que afecta a las economías desarrolladas.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.