El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, ha afirmado que el futuro de las Reservas Naturales Protegidas de Aragón "es positivo, ya que vamos a dedicar más de medio millón de euros a su mantenimiento y más de dos millones a implantar medidas agroambientales para zonas de influencia y de municipios limítrofes".

Así lo ha manifestado este jueves el consejero durante su visita a la Reserva Natural Dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro, en Pastriz (Zaragoza), con motivo de la celebración del Día Mundial de los Humedales, acto al que ha asistido junto al director general de Conservación del Medio Natural, Pablo Munilla.

Modesto Lobón ha indicado que "es importante celebrar el día de hoy, porque hace 41 años que comenzó de una manera estable la preocupación por el medio ambiente".

Además, el consejero aragonés ha mostrado especial interés por los Centros de Interpretación de estos espacios, ya que cada año pasan por ellos, más de 11.000 escolares. Lobón ha apuntado que "el objetivo, además de empeñarnos por el cuidado del medio ambiente, es potenciar el turismo medioambiental, que al mismo tiempo es sostenible".

Por su parte, Munilla ha destacado que "uno de los objetivos más inmediatos que tiene el departamento es la constitución del nuevo Patronato de esta Reserva Natural Dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro". En este sentido, ha asegurado que desde el punto de vista presupuestario, hay mejores expectativas que en años anteriores, para poder realizar las distintas actuaciones previstas.

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, consciente de la importancia de estos espacios naturales como uno de los ecosistemas más productivos y de mayor valor que proporcionan a la sociedad, realiza en los últimos años actuaciones en materia de restauración ecológica en los humedales aragoneses, encaminadas a la conservación y puesta en valor de las principales zonas húmedas aragonesas.

Algunas de estas actuaciones se han ejecutado en el marco del convenio de colaboración suscrito entre el Gobierno de Aragón y 'la Caixa'. Gracias a estas intervenciones, se han realizado trabajos de limpieza y acondicionamiento de zonas húmedas, se han creado rutas naturales, se han adecuado senderos interpretativos, construido observatorios de aves, señalizado los espacios, restaurado áreas forestales y realizado trabajos para la mejora de la accesibilidad de estos espacios.

Convenio de ramsar

La celebración del Día Mundial de los Humedales coincide con la firma en el año 1971, en la ciudad iraní de Ramsar, de la Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitats de Aves Acuáticas.

Éste es uno de los tratados intergubernamentales más antiguos, ya que fue el primero que se firmó en materia de medio ambiente, y que se conoce también como Convenio de Ramsar, al que se adhirió España en el año 1982. Actualmente, en España hay 73 sitios designados en la Lista Ramsar que representan el patrimonio de zonas húmedas existente a nivel nacional.

El objetivo fundamental del Convenio de Ramsar pasa por "la conservación y el uso racional de los humedales, a través de la acción nacional y mediante la cooperación internacional, a fin de contribuir al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo", destaca el Ejecutivo aragonés en un comunicado.

En enero de 2011 se incluyeron en la Lista de Humedales dos nuevos humedales en Aragón. Se trata de las Saladas de Sástago-Bujaraloz (Zaragoza) y los Tremedales de Orihuela (Teruel), que se unían a los ya declarados hasta la fecha en la Comunidad, la Laguna de Gallocanta (Teruel y Zaragoza) y el Complejo Lagunar de las Saladas de Chiprana (Zaragoza).

Todos los humedales Ramsar aragoneses forman parte a su vez del Inventario de Humedales Singulares de Aragón con su propio régimen de protección.

Reserva natural

El espacio fluvial que ha visitado el consejero este jueves recoge una de las tipologías de humedales más singulares en Aragón y ha sido objeto recientemente de una ampliación de su ámbito territorial.

Este Espacio Natural Protegido alberga uno de los ecosistemas ribereños mejor conservados de Aragón. Son antiguos meandros del Ebro abandonados por sucesivas modificaciones del cauce del río. Estos lugares constituyen un "excepcional" conjunto de zonas húmedas que contrastan con la aridez de la Depresión del Ebro.

Al gran interés ornitológico que posee este espacio, ya que se pueden observar gran cantidad de martinetes y garzas en estado salvaje, se une el interés ecológico por las características del galacho, el interés zoológico por la presencia de animales como la jineta y la nutria, y el interés botánico por la vegetación que crece, indica el Ejecutivo autónomo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.