El portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez, ha criticado este jueves "la actitud chulesca" que el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, mantuvo en la reunión con los responsables andaluces de Hacienda y de Economía, Carmen Aguayo y Antonio Ávila, así como que "ha antepuesto al interés general de Andalucía, los intereses electoralistas" del presidente del PP-A y candidato popular a las elecciones autonómicas, Javier Arenas, al que ha tildado de "candidato débil".

En declaraciones a los periodistas en Cartaya (Huelva), donde ha realizado un reparto de material informativo de la precampaña del PSOE para las autonómicas, Jiménez ha defendido que los dos consejeros fueron a la reunión para "mostrar la colaboración responsable de Andalucía a las iniciativas para reactivar la economía española y combatir el desempleo".

Para Jiménez, en la reunión, Montoro "le dio una bofetada en la cara de Javier Arenas reconociendo que las cuentas públicas andaluzas están en una situación de absoluta estabilidad, que no tienen dificultad", y que el nivel de endeudamiento, con una deuda de 14.300 millones de euros, está "por debajo de la medias de las comunidades autónomas".

En este sentido, a juicio del socialista, el ministro de Hacienda aseguró que Andalucía se encuentra en "un rango aceptable, que permite ser austeros, pero garantizando la protección de los servicios públicos y estimulando el empleo y la actividad económica de Andalucía".

Por último, Jiménez ha incidido en que España está "comprometiendo" su posición en la economía europea porque el Gobierno central "no quiere presentar los presupuestos al pensar que con ello perjudica los intereses electorales de Arenas", algo que ha considerado como "una irresponsabilidad".

Consulta aquí más noticias de Huelva.