El alcalde de San Vicente de la Barquera, Julián Vélez, ha asegurado que la causa contra él y los otros tres exediles, que este jueves ha quedado vista para sentencia tras cuatro días de juicio, es una "consecuencia política" de la moción de censura contra su predecesor, José Miguel Pardo (PSOE).

"La moción de censura trajo la tranquilidad a San Vicente pero yo sigo pagando las consecuencias políticas a día de hoy", ha afirmado Vélez en su intervención final, con la que se ha concluido el juicio en el que es uno de los cuatro imputados por conceder una licencia de construcción de 18 viviendas en La Argolla sin solicitar un informe a la Consejería de Ganadería.

Además, al igual que en este último día ha insistido la defensa, ha subrayado el "especial celo" con el que actuó la Fiscalía en esta ocasión, con la "permanente presencia" en el municipio de la Policía Judicial, lo que, a su juicio, llevó a crear "alarma social".

Por otra parte, ha denunciado la filtración de noticias a la prensa sobre esta causa cada vez que se acercaban diferentes procesos electorales.

También ha aclarado que su referencia a la "pantomima política con fines exclusivamente políticos", como calificó la causa el pasado lunes, primer día del juicio, alude al modo en el que se ha llevado a cabo el proceso desde que se inició pero no a la actuación de la Sala de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.