Carreteras y usuarios cuentan con medios materiales y humanos para afrontar emergencias por nevadas

La Administración General del Estado pone a disposición de las carreteras y sus usuarios, desde el pasado mes de noviembre hasta finales de marzo, una serie de medios materiales y humanos que permitirán afrontar las emergencias que puedan surgir por episodios de nevadas intensas, manteniendo las condiciones adecuadas de circulación y evitando la formación de placas de hielo en la calzada.

La Administración General del Estado pone a disposición de las carreteras y sus usuarios, desde el pasado mes de noviembre hasta finales de marzo, una serie de medios materiales y humanos que permitirán afrontar las emergencias que puedan surgir por episodios de nevadas intensas, manteniendo las condiciones adecuadas de circulación y evitando la formación de placas de hielo en la calzada.

En un comunicado, el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana, ha recordado que en noviembre se celebró, en el Centro de Conservación Integral de Blanca, uno de los cuatro que el Ministerio de Fomento tiene en la Región, una jornada de coordinación operativa entre los organismos que intervienen en el Plan Operativo de Coordinación ante nevadas en la Red de Carreteras del Estado en Murcia.

Los organismos son la Unidad de Protección Civil de la Delegación del Gobierno, la Guardia Civil, la Demarcación de Carreteras del Estado en Murcia, la Agencia Estatal de Meteorología y la Unidad Militar de Emergencias.

Se ponen a disposición del servicio a la carretera diez camiones quitanieves, con tracción total y provistos de esparcidor de fundentes y cuchilla quitanieves; tres almacenes de fundentes de 300 m2 y un cuarto de 100 m2, con un acopio total de 2.110 toneladas de sal; dos silos de sal, de 100 y 10 toneladas; cuatro depósitos de salmuera de 40.000 l y otros cuatro de 10.000 l; cuatro extendedores de salmuera de 10.000 l; tres estaciones meteorológicas fijas y tres móviles; y una planta de salmuera, capaz de fabricar 3.500 l/hora

Asimismo, los vehículos participantes en las tareas de vialidad invernal están equipados con dispositivos de seguimiento por GPS que permiten el seguimiento de los itinerarios realizados y el análisis de las actuaciones realmente ejecutadas en el extendido de fundentes, para su optimización posterior, tanto en la frecuencia como en las dotaciones de cloruro sódico empleadas. Además de ello, estas actuaciones se controlan mediante soporte web que permite obtener la información en tiempo real.

Para suministrar de fundentes a los equipos quitanieves, los almacenes de sal y las plantas de suministro de salmuera están situadas estratégicamente en los tramos en que son más frecuentes los episodios de nieve o hielo.

De este modo se reduce el tiempo de recarga de las quitanieves y se optimiza los tratamientos preventivos y curativos. Con este fin, se ha construido una nueva nave de sal de 300 m2 de superficie en el puerto de La Cadena y se ha instalado una planta de salmuera en el Centro de Conservación de Blanca.

Puesta a punto de los equipos

Dentro del Plan, una de las tareas más relevantes consiste en la revisión y puesta a punto, antes de las primeras nieves, de todos los equipos de vialidad invernal disponibles para que su funcionamiento sea correcto en la fase de operación.

Igualmente, se revisaron y acondicionaron las existencias de fundentes hasta completar las 1.250 toneladas de cloruro sódico y 200.000 litros de salmuera, y se probaron los equipos GPS de todos los vehículos.

Asimismo, se procedió a la apertura preventiva de los pasos de mediana más estratégicamente situados en la red, para facilitar el recorrido de los camiones. Y, por último, se realizaron pruebas para comprobar el calibrado de los extendedores de fundentes.

La colaboración ciudadana es fundamental cuando se producen situaciones de fenómenos adversos, resultando positivo el cumplimiento de las instrucciones y consejos difundidos por las autoridades competentes.

Especialmente cuando se proponga limitar los desplazamientos en condiciones adversas, acondicionar los vehículos, llenar los depósitos de combustible, llevar cadenas y dejar libre el carril izquierdo de la autovía para que puedan pasar las máquinas quitanieves a realizar su trabajo de retirada de nieve y extensión de fundentes.

En los tratamientos preventivos contra los episodios de hielo y nieve que se realizaron en la campaña anterior (2010/11) se emplearon 188 toneladas de cloruro sódico (sal común) y 754.730 litros de salmuera, recorriéndose 7.459 kilómetros con los vehículos implicados en la campaña.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento