El consejero de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, ha solicitado este jueves al Gobierno central que las decisiones que se adopten sobre los chiringuitos sean consensuadas no sólo con los empresarios del sector sino también con los ayuntamientos y las comunidades autónomas.

Así, ha recordado la singularidad que tienen estas instalaciones en Andalucía y más concretamente en la Costa del Sol, donde estos restaurantes de playa están abiertos durante todo el año, algo que "es muy difícil mantener en el resto de España".

Los chiringuitos, además, "dan calidad al destino", ha dicho Alonso, quien ha admitido que no conoce la decisión del Ejecutivo central: "quiero conocer el proyecto de Ley y quiero reivindicar también el respeto por la costa y por el medio ambiente".

El Gobierno, a través del ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ya ha anunciado que quiere una reforma de la Ley de Costas que pretenderá la protección del dominio público marítimo-terrestre, pero compatibilizando la protección del litoral con las actividades económicas "no perjudiciales".

Este viernes el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, se prevé reunir en Torremolinos (Málaga) con los empresarios en la Costa del Sol para informar sobre las pretensiones del Ejecutivo y llegar a una solución que pasa por la prórroga de las concesiones, algo muy demandado por este sector, que alude a que necesitan seguridad jurídica para, de este modo, poder realizar inversiones en sus establecimientos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.