Trabajador autónomo
Imagen de un trabajador autónomo. EP

Las cifras del trabajo autónomo del mes de enero en nuestro país demuestran la profundidad de la crisis económica y las dificultades para crear empleo. La organización de autónomos UPTA ha denunciado que en el primer mes de 2012 se dieron de baja en el Régimen de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA) casi tantos cotizantes como en todo el año 2011.

Según el colectivo, ni siquiera los sectores emergentes dan muestras de una iniciativa económicaEn concreto, en enero se perdieron 30.458 trabajadores autónomos, mientras que en todo 2011 las bajas ascendieron a 32.579.

Según UPTA, ni siquiera los sectores emergentes dan muestras de que haya iniciativa económica, como demuestra el hecho de las actividades profesionales y las recreativas, sectores que hasta la fecha registraban buenos resultados, han reducido cotizantes en enero.

El dato más "alarmante" es el del comercio según la organización, con el cierre de más de 6.000 comercios familiares y autónomos el pasado mes, lo que evidencia, a su juicio, la necesidad de tomar medidas urgentes en este sector y la reconsideración de liberalizar horarios y abrir "indiscriminadamente" en festivos.

Mil trabajadores autónomos menos al día

Por su parte, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha valorado los datos del paro de enero como un "verdadero escándalo", y ha advertido de que en el primer mes del año se perdieron 1.000 trabajadores por cuenta propia al día, al mismo tiempo que los parados aumentaban en 6.000 personas por jornada.

Más de 6.000 comercios familiares cerraron en eneroLa organización ha pedido al Gobierno que de respuesta a esta "sangría", y ha solicitado una reunión urgente con la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

"La pérdida de 6.000 parados diarios durante el mes de enero obliga al Gobierno a acometer las reformas necesarias que fomenten la actividad y el empleo y, sobre todo, a llevar a cabo una reforma laboral valiente y contundente que logre frenar estas cifras de desempleo", ha manifestado el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Asimismo, Amor ha remarcado que la pérdida de autónomos es un "ERE silencioso", al considerar que la situación no tiene cabida en los medios de comunicación pero supone un "verdadero drama" para los miles de trabajadores por cuenta propia que lo han perdido todo.