Un cirujano posa con las protesis PIP
Un cirujano plástico francés muestra los implantes de silicona fabricado por Poly Implant Prothese (PIP). ERIC GAILLARD / REUTERS

La Comisión Europea (CE) considera que los implantes mamarios fabricados por la empresa francesa PIP "no parecen suponer un riesgo más elevado" para la salud que otros implantes, según dijo este jueves un portavoz comunitario, quien no obstante destacó la necesidad de "evaluar individualmente cada caso".

El portavoz de Sanidad y Consumo, Fréderic Vincent, resumió los resultados del informe del grupo de expertos sanitarios de la UE, que señala que los datos médicos disponibles hasta la fecha "son insuficientes para sacar conclusiones firmes sobre el riesgo para la salud para las mujeres con implantes PIP".

El informe sí reconoce "ciertas preocupaciones sobre la posibilidad de inflamación" por la ruptura de los implantes, y recomienda que "cada caso sea evaluado de forma individual", según un comunicado del Ejecutivo comunitario.