El Ayuntamiento de Lleida reforzará este jueves su plan de emergencias por heladas en los asentamientos desde donde trasladará a un albergue los niños que pueda haber.

"Si encontráramos algún asentamiento gitano con menores, los niños y niñas serán trasladados a los servicios de acogida", ha explicado en rueda de prensa el alcalde, Àngel Ros.

Ha explicado que la Policía Local invita cada noche a desplazarse al albergue todas las personas sin hogar; en el caso de los niños, ha remarcado que sustituye la invitación directamente por el traslado.

En la noche del miércoles al jueves, los agentes han trasladado al albergue a 73 personas, casi el doble de lo habitual en estas fechas, entre 40 y 43.

El plan activado por el consistorio supone visitar a las 523 personas que están en el de asistencia personal para comprobar si tienen alguna necesidad; llamar a las 2.088 del plan de teleasistencia, y comprobar las necesidades de las personas de más de 85 años que viven solas, 350 —de este grupo un gran número ya está incluido en el plan de teleasistencia—.

Ros ha señalado que en el plan de heladas para las personas sin techo, conocido como plan iglú, que se activa todo el invierno el Ayuntamiento, tiene capacidad para atender hasta 110 personas en régimen normal más 25 si fuera necesario.

El alcalde ha considerado que esta cantidad es suficiente para las personas sin hogar que pudiera haber.

Según los datos del alcalde, el número de personas sin techo en invierno en Lleida ronda los 70.

Consulta aquí más noticias de Lleida.