El exconseller de Juventud y Deportes del Govern y exdirector insular de Proyectos, Mateu Cañellas, ha aludido, en su declaración como imputado en el marco del caso Voltor, a una "guerra muy grande" que se produjo en el seno de la extinta UM en torno al año 2009, y ha asegurado que cuando ésta "se encrudeció mucho", transmitió a sus empleados que no debía mezclarse "la guerra del partido" con su trabajo en la Conselleria. "Y no iba a despedir a nadie por no estar afiliado a UM", ha aseverado.

En su comparecencia ante la titular del Juzgado de Instrucción número 10, Carmen Abrines, Cañellas ha recordado que cuando aún era conseller reunió a una serie de personas en el velódromo Palma Arena para comunicarles este mensaje, al defender que su "consigna, asi un dogma", era diferenciar el trabajo en las instituciones públicas con cualquier otra actividad propia del partido.

Según ha manifestado, previamente, cuando ostentaba el cargo de director insular antes de las elecciones de 2007, había recomendado a varias personas para su contratación en el Consell, si bien ha precisado que lo hizo por el perfil que reunían y "sin que en ningún momento se les exigiera su afiliación a UM". Asimismo, ha manifestado que la competente para su contratación era Eugenia Cañellas, a la que se dirigía únicamente para gestionarla pero posteriormente "no sabía nada de las condiciones laborales".

En concreto, Cañellas, asistido por el letrado Antonio Martínez, ha prestado declaración en el marco de la pieza 13 del caso Voltor, que indaga la contratación presuntamente irregular de militantes de la formación a través del Consorcio de Informática Local de Mallorca (Cilma), dependiente del Consell. Las investigaciones apuntan a que, pese a estar a sueldo del Cilma, estos empleados 'fantasma' no llegaron a acudir a su puesto de trabajo sino que se habrían limitado a realizar labores en favor del extinto partido nacionalista.

También este jueves ha comparecido ante la jueza el expresidente de UM Miquel Àngel Flaquer, quien sin embargo se ha acogido a su derecho de no declarar.