La circulación en las carreteras de la red autonómica de la provincia de Jaén se puede realizar con "normalidad", al margen de la preceptiva adecuación de la conducción a las condiciones meteorológicas, tal y como ha informado este jueves a Europa Press el delegado de Obras Públicas y Vivienda, Rafael Valdivielso.

Según ha explicado, no existen incidencias destacables, una vez que este mediodía se levantó la obligatoriedad impuesta horas antes para instalar cadenas en los vehículos entre los puntos kilométricos 20 y 32 de la A-317, la carretera de la Ballestera. Precisamente esta vía, en Santiago-Pontones, es una de las que habitualmente se ve afectada en la provincia por la nieve.

Junto a ella, otros puntos que también suelen repetir incidencias en temporales de frío como el que está entrando este jueves en la Península son el Puerto de las Palomas, en la A-319, a la entrada del Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas en La Iruela, así como la A-324 entre Cambil y Huelma.

A pesar de ello, actualmente es posible circular con normalidad por la red autonómica, gracias, en gran medida, al trabajo preventivo que se está desarrollando desde las 3,00 horas de esta madrugada con sal y labores de preparación de las calzadas. "El dispositivo está operativo al cien por cien", ha destacado Valdivielso, quien ha precisado que unos 200 empleados, entre el personal propio de la Consejería y de los cuatro centros de conservación —Úbeda, Beas de Segura, Jamilena y Peal de Becerro— se dedican a garantizar las mejores condiciones de las carreteras que repercutan en una mayor seguridad vial.

Para ello, se cuenta con siete máquinas quitanieves con extendedoras de sal, a las que se suman otros cuatro camiones para tender, igualmente, el material fundente. Todos están activos y hasta el momento han repartido unas 200 toneladas sal para evitar o dificultar que la acumulación de nieve así como la formación de placas de hielo, que son especialmente peligrosas para el tráfico.

Valdivielso ha recordado que Obras Públicas había acopiado unas 1.000 toneladas de sal en el marco del Plan de Viabilidad Invernal activado el pasado noviembre para dar respuesta a las posibles incidencias que puedan darse en las carreteras autonómicas, con unos 1.400 kilómetros en la provincia jiennense, como consecuencia de las condiciones meteorológicas, fundamentalmente la nieve, propias de esta época del año. Ya al informar de su puesta en marcha, el delegado apuntó entonces que el operativo, activo en principio hasta el 31 de marzo, tiene un coste estimado es de 1,2 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Jaén.