El Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León ha pedido la comparecencia en el Parlamento autonómico de representantes del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) de la Comunidad para que puedan explicar la situación de la atención temprana, sistema que atiende a las personas con discapacidad desde su nacimiento, y mejorar su funcionamiento.

El portavoz socialista en la Comisión de Familia e Igualdad de Oportunidades de las Cortes, Jorge Félix Alonso, ha presentado este jueves sendas iniciativas que presentará en el Parlamento autonómico en relación con la atención temprana, que permite que personas con discapacidad desde su nacimiento tengan un desarrollo de su vida "lo más normalizado posible" y puedan tener más calidad de vida sin que haya costes para la Administración si funciona bien la atención temprana.

Una de las iniciativas plantea algo que el procurador socialista considera "muy importante", que en la Comisión de Familia puedan comparecer representantes de Cermi para que transmitan la "realidad, preocupaciones y medidas" que mejorarían funcionamiento de la atención temprana.

Alonso cree que es "muy oportuno" y por ello han pedido una doble comparecencia, una para las asociaciones que trabajan en el ámbito de la discapacidad intelectual y otras de la física y sensorial.

Sin embargo, el procurador ha mostrado su preocupación para que esto se produzca, lo que requiere un acuerdo de algún órgano de las Cortes —en este caso proponen la propia Comisión de Familia—, porque ya ha habido oposición a este tipo de iniciativas anteriormente.

A este respecto, Jorge Félix Alonso espera que el PP pueda apoyar este tipo de propuestas, algo que sería "coherente" porque, según ha recordado, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en su discurso de investidura, dijo que impulsaría cambios normativos, entre ellos, que el reglamento de la cámara facilite la presentación directa de iniciativas de los ciudadanos en las comisiones.

Alonso cree que esto "encaja perfectamente" y sería "de gran utilidad para todos" porque contribuiría a un mejor funcionamiento de la atención temprana.

Desarrollo de la normativa

Además, el PSOE ha pedido en otra iniciativa la regulación de la Organización Integral del Servicio de Atención Temprana mediante el desarrollo del Decreto 53/2010 que regula esta cuestión, con el fin de mejorar algunas de las carencias detectadas.

En concreto, los socialistas han incidido en que, desde su aprobación, no se ha avanzado en los compromisos que incluía como la elaboración del Protocolo de Coordinación de Atención Temprana, algo que se comprometía a ser elaborado en seis meses, pero tampoco se ha elaborado el Catálogo de Servicios.

En este sentido, ha señalado que las tres consejerías implicadas en la materia (Sanidad, Educación y Familia) siguen trabajando de forma "descoordinada" y cuando un niño se incorpora al sistema educativo, los otros dejan de atenderle. A este respecto, ha señalado que el sistema educativo no tiene los medios para poder atender a esta persona y además "no tiene por qué hacer lo que corresponde a Sanidad o a Servicios Sociales".

Por otra parte, Jorge Félix Alonso ha asegurado que en el medio rural la atención temprana es "casi inexistente" y además no existe una relación fluida, sólo formal, entre las asociaciones y la administración, cuando son éstas las que realmente dan respuesta a los problemas y atención a la atención temprana, algo que ha motivado que se pida su comparecencia.

Jorge Félix Alonso ha explicado que las medidas que se proponen en su proposición no suponen coste alguno y lo que hacen es que los servicios públicos "sean más eficaces", por lo que considera que es asumible por todo los grupos de la cámara.

En su iniciativa, los socialistas quieren instar a la Junta a regular la organización del Servicio de Atención Temprana y que se incluyan diferentes acciones como garantizar la coordinación entre los diferentes servicios, definir las condiciones mínimas de los servicios que atienden la atención temprana, asignar un papel activo a las asociaciones y a las familias o desarrollar procedimientos para garantizar este servicio a partir de la especificidad de cada clase de discapacidad, entre otras cuestiones. Todo ello en el marco de un proceso de diálogo con Cermi.

Jorge Félix Alonso ha añadido que en Castilla y León hay unas 170.000 personas discapacitadas, de las que un tercio aproximadamente son las que han nacido con una discapacidad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.