IU pide derogar la ordenanza cívica porque "alguno puede utilizarla como elemento de coacción y represión"

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Zaragoza, José Manuel Alonso, ha solicitado derogar la ordenanza cívica, que ha denominado "incívica", al criticar su aplicación por parte del equipo de gobierno sobre los expedientes abiertos a "algunas personas por ser malos" y ha alertado de que con esta ordenanza "alguno puede utilizarla como elemento de coacción y represión contra los movimientos ciudadanos".
Pablo Muñoz Y José Manuel Alonso, De IU
Pablo Muñoz Y José Manuel Alonso, De IU
EUROPA PRESS

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Zaragoza, José Manuel Alonso, ha solicitado derogar la ordenanza cívica, que ha denominado "incívica", al criticar su aplicación por parte del equipo de gobierno sobre los expedientes abiertos a "algunas personas por ser malos" y ha alertado de que con esta ordenanza "alguno puede utilizarla como elemento de coacción y represión contra los movimientos ciudadanos".

Alonso se ha referido de este modo a la apertura de expedientes y notificación de multas por conductas muy graves, que llegan a los 1.500 euros, a varias personas que participaron en el 15-M y en otros actos de reivindicación vecinal.

En concreto, estas notificaciones le han llegado a una persona por participar en movimientos reivindicativos del colectivo ciclista, a otras dos por su participación en el 15-M y a otras cuatro personas de asociaciones de vecinos de Torrero.

"Todas ellas recibieron el mismo día las mismas comunicaciones con la misma sanción", ha lamentado Alonso, para precisar que van a presentar alegaciones de forma coordinada porque las sanciones "tienen un objetivo político y contestarán como movimientos sociales".

En rueda de prensa, Alonso ha subrayado la finalidad de IU de derogar la ordenanza 'incívica' para lo que ha anunciado que utilizarán todos los recursos disponibles en el Ayuntamiento.

Alonso ha recordado que el artículo 17B de la ordenanza cívica habla de realizar graffitis con "pintura, tinta o similares" y ha destacado que en el expediente abierto a estas personas "se dice que la policía requisó tizas y se les advierte de que puede ser una falta muy grave, que se pude multar con 1.500 euros". Ha apostillado que "entre los hechos denunciados y la notificación pasa más de mes y medio".

Por todo ello, ha deducido que "son formas de represión y con el máximo de multa que se puede aplicar por pintar con tiza, cuando los expedientados estaban planteando sus opciones y ejerciendo su derecho de reunión y manifestación".

En tono irónico ha enfatizado que "se considera un elemento subversivo una tiza" y se ha preguntado "cómo se pasa de sanción leve a muy grave y qué se quiere conseguir con eso".

Para Alonso "no era necesaria una ordenanza antibotellón porque todo eso estaba tipificado en otras ordenanzas y el tiempo nos da la razón".

A colación se ha cuestionado "si esto no marca un tipo de represión en los movimientos sociales y la respuesta la tiene el gobierno sobre la aplicación de la ordenanza cívica e IU pide una reflexión de su derogación como elemento de represión".

Por su parte, el concejal de IU, Pablo Muñoz, ha lamentado que "el utiliza torticeramente la ordenanza cívica para limitar unos derechos constitucionales es grave", y ha recordado que los hechos sancionados "se han producido en el marco de una expresión amparada por las leyes orgánicas de reunión y manifestación".

Así, se ha preguntado si en una manifestación se podría llegar a multar a los asistentes por superar los decibelios permitidos legalmente y ha subrayado que "hay ánimo de represión y de atentar contra derechos constitucionales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento