El Ayuntamiento de Úbeda (Jaén) habilitará desde las 20,00 horas de este jueves y hasta el domingo el albergue municipal para atender a los usuarios que lo necesiten ante la previsión de bajas temperaturas previstas en los próximos días. Además, ha puesto en marcha el dispositivo de emergencia por prevención ante la posibilidad de heladas y nevadas previstas hasta el próximo domingo.

Así lo ha indicado a través de un comunicado el alcalde ubetense, José Robles (PP), quien ha informado de que tras el cierre del albergue municipal para temporeros el pasado día 16 de enero, el descenso de temperaturas y las mínimas previstas de hasta menos cuatro grados en la ciudad hacen que desde el Consistorio se tomen las medidas oportunas para volver a abrir el citado centro.

De esta forma, una veintena de voluntarios de la Agrupación de Protección Civil se encargaran de la reapertura que tendrá un horario de 20,00 a 8,00 horas desde este jueves y hasta el próximo domingo para acoger a aquellas personas que deseen utilizar sus instalaciones. Los voluntarios y los agentes de la Policía Local patrullarán la ciudad para detectar a aquellas personas susceptibles de ser usuarios del albergue para informarles de su apertura.

Por otro lado, se ha activado el Plan Especial de Emergencias ante esta ola de frío para que desde la Policía Local y desde la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil se actúe de forma inmediata ante posibles situaciones de emergencia, como pueden ser nevadas o heladas. De hecho, el Ayuntamiento cuenta con un aprovisionamiento de diez toneladas de sal en caso de acumulación de nieve.

Ante las bajas temperaturas previstas, desde la Administración ubetense se recomienda llevar la ropa adecuada, el uso de varias prendas, una encima de otra, para que circule el aire y así funcionen como aislante en lugar de ponerse una ajustada a la piel. Igualmente, ha aconsejado evitar la entrada de frío en los pulmones y no realizar ejercicios físicos excesivos, tener siempre a mano medicamentos si se requieren, y alejar a los niños de estufas y braseros, al tiempo que ha recordado que en el caso de personas que sufran dolencias de corazón, el frío ejerce una tensión extra por lo cual no es aconsejable exponerles a ello por riesgo de ataque cardíaco.

En casa, según ha añadido, se recomienda cerrar puertas y ventanas que puedan producir corriente y tener siempre a mano linternas y velas. Evitar la intoxicación producida por braseros de carbón picón o estufas de leña, carbón o gas en lugares cerrados sin renovación de aire y mantener un grifo ligeramente abierto para evitar que se congelen las tuberías. Asimismo, en caso de desplazamientos, se insta a hacerlo en la medida de lo posible en transporte público evitando conducir de noche.

Consulta aquí más noticias de Jaén.