Según informa la Comandancia en una nota, la droga se ocultaba en unos tubos de PVC forrados con una capa de plomo para evitar su detección mediante escáner, lo que supone un sistema novedoso, siendo este el primer envío de estas características que se detecta.

El contenedor ya había sido localizado con anterioridad en el puerto de Valencia, de manera que durante la investigación se encontraron pruebas de la existencia de la droga en su interior, por lo que se previno a la Fiscalía Especial Antidroga que autorizó su entrega controlada.

Equipos de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria y Guardia Civil establecieron entonces un discreto dispositivo de seguimiento y control del contenedor. Así, el pasado día 31 de enero el transporte llegó a una nave del Polígono Industrial de la Granatilla en Níjar (Almería). En ese momento se procedió a la incautación del contenedor y la detención de la persona que lo esperaba.

El detenido, al que se han intervenido dos vehículos, posee un pequeño negocio de productos para la agricultura y ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Almería. Se mantienen aún investigaciones complementarias y no se descartan próximas detenciones.

Consulta aquí más noticias de Almería.