La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha lamentado las que considera unas cifras "muy negativas" de paro registrado durante el pasado mes de enero, en el que 10.948 personas perdieron su puesto de trabajo, lo que en porcentaje supone un 4,85% del total de los 236.790 desempleados de nuestra región.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, en nota de prensa, ha indicado que "estas cifras de desempleo muestran la profunda crisis económica que vive España y el fracaso de la reforma laboral que llevó a cabo el último ejecutivo socialista".

De esta forma, ha incidido en que "la reforma laboral que aprobará de forma inminente el Gobierno de Rajoy está orientada a la flexibilidad, de forma que evite que el despido sea la única vía de ajuste ante la caída de la actividad".

La administración regional ha destacado que los meses de enero tienen un carácter estacionalmente negativo en cuanto a incremento de paro, incluso en épocas de bonanza para la economía. Por ello, en un mes como el pasado, en el que los datos han sido tan negativos, la repercusión ha sido mayor, debido a la finalización de la campaña navideña.

No obstante, la Junta de Castilla-La Mancha reitera que la recuperación del empleo en la región es "la absoluta prioridad", a la que dirige todas sus medidas y acciones de Gobierno, mostrando su convencimiento de que "esta recuperación se va a producir antes de lo previsto".

Por otra parte, el Gobierno regional ha valorado el incremento de contratos indefinidos respecto al pasado mes de diciembre, que supone una subida del 14,37 %, hasta 2.197 contratos. En este apartado, ha destacado el incremento de la contratación indefinida registrado en la práctica totalidad de las provincias, en concreto más de un 30 % en la de Toledo.

Respecto al desempleo en el colectivo de menores de 25 años, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha indicado que ha permanecido invariable a lo largo del pasado mes. Incluso, en el caso de los hombres ha descendido ligeramente.

Consulta aquí más noticias de Toledo.