Los jóvenes autónomos murcianos disminuyeron durante el año 2011 en un 8,22 por ciento, una tasa cuatro veces superior que la del conjunto de trabajadores autónomos de Murcia, que experimentaron un descenso del 2,45 por ciento, según informaron fuentes de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) en un comunicado.

Los datos que se derivan del seguimiento específico que viene realizando UPTA Murcia sobre el colectivo de los jóvenes autónomos reflejan que, a 31 de diciembre de 2011, el número de autónomos menores de 30 años afiliados a la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) era de 8.082, lo que representa una pérdida durante el año 2011 de 724 afiliados, una caída del 8,22 por ciento.

UPTA Murcia considera que una de las causas fundamentales de este panorama "tan preocupante" es la "indecisión política a la hora de abordar un verdadero programa general de fomento del autoempleo juvenil".

El peso específico de los jóvenes autónomos comprendidos entre los 16 y 29 años, sobre el total de trabajadores autónomos murcianos, ha disminuido progresivamente en los últimos dos años, situándose en este momento en el 8,97 por ciento, lo que implica una descapitalización en términos de capacidad de renovación del colectivo, añade UPTA.

En caso de dividir al colectivo de los jóvenes autónomos por rangos de edad, el segmento más castigado es el de los autónomos de entre 25 y 29 años que a lo largo del año 2011 "vieron reducida su afiliación al RETA en 591 afiliados, registrando una tasa interanual negativa del -9,36 por ciento".

Los autónomos de entre 20 y 24 años también disminuyeron, perdiendo 133 afiliados (-5,87 por ciento). Por último, el único dato positivo es que los más jóvenes entre los jóvenes, los comprendidos entre los 16 y los 19 años no decrecieron, manteniendo una tasa exacta del 0 por ciento.

Por otra parte el pasado viernes 27 de enero la Encuesta de Población Activa (EPA) mostró algunos datos que UPTA España considera extremadamente preocupantes para los jóvenes trabajadores en general de nuestro país. El número de parados menores de 25 años se situó en 884.100, lo que representa una tasa de paro juvenil del 48,56 %.

Si ampliamos el rango de edad a los menores de 30 años se observa como la cifra aumentó hasta alcanzar los 1.623.800 de parados. Además, durante el año 2011, la población activa menor de 30 años se redujo en un 6,21 % lo que significó que 295.500 jóvenes ya ni siquiera tuvieron la intención de encontrar un empleo porque habían perdido la esperanza de encontrarlo.

UPTA Murcia cree que "el fomento y la promoción de la cultura emprendedora deben inspirar las políticas que adopte el gobierno regional, con el fin de que se desarrolle la iniciativa económica, como sistema más eficaz de creación de nuevos empleos y por otra parte que se desarrollen políticas de asistencia técnica e información que permitan mantener los negocios puestos en marcha por jóvenes autónomos y consolidar esta iniciativa emprendedora, escasa, pero imprescindible".

Consulta aquí más noticias de Murcia.