El presidente del PP-A, Javier Arenas, que ha acusado a la Junta de Andalucía de ser "una gran morosa" y de tener los cajones "llenos de facturas sin pagar", se ha comprometido a que si se convierte en el próximo presidente de la comunidad autónoma explicará a los andaluces "con todas las consecuencias" la situación económica reciba por parte del gobierno anterior.

En una entrevista con Radio Nacional recogida por Europa Press, Arenas ha explicado que si gobierna en Andalucía la primera decisión que tomará será iniciar una reforma de la Administración pública, suprimiendo el 50 por ciento de altos cargos. A ello le seguirá una reforma profunda de la educación y de la hacienda pública, "para que no se gaste un solo euro sin control de los funcionarios"

Ha insistido en que siempre "hay que decir la verdad" sobre la situación económica y ha criticado que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, asegurara en el Parlamento que el déficit en el año 2011 estaría en torno al 1,4 por ciento y que la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, "dijera al día siguiente que estaría en torno al tres por ciento".

A este respecto, Arenas ha destacado también que la Junta haya manifestado en su reunión con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, "que no conoce cuál será el déficit de 2011". "Si queremos generar confianza o decimos la verdad o no salimos de la crisis", ha afirmado.

No quiere ganar,

Sino gobernar

En relación a las próximas autonómicas, ha asegurado que "para nada serán un paseo militar" y que aún no hay nada conseguido. Ha dicho que cree "poco" en las encuestas y que no se presente a estas elecciones para lograr la victoria electoral por primera vez en Andalucía, "sino para alcanzar la responsabilidad de gobierno".

Preguntado por el caso de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y si puede tener influencia en las elecciones, el presidente del PP andaluz ha dicho que no hace una interpretación electoral de este asunto, que ha considerado como "el mayor escándalo en la historia de la democracia y de las autonomía". Según ha apuntado, ha trascendido mucho que con los fondos para el empleo se haya podido comprar cocaína, "pero el fondo de todo es que se administraron mil millones sin ningún tipo de control".

En su opinión, es "terrible" que nadie del Gobierno andaluz haya asumido responsabilidades políticas tras haberse cometido un fraude con el dinero de los parados. "Estamos hablando de que puedan haberse cometido presuntos delitos de malversación, prevaricación, apropiación indebida y falsificación de documentos", ha añadido.

Responde a botín

Por último, preguntado sobre las declaraciones del presidente del Banco Santander, Emilio Botín, en las que asegura que "hay que echarles una culpa muy grande a los políticos" de la crisis económica, Arenas ha considerado que las entidades financieras también son responsables "de manera muy clara" de la situación de crisis por conceder créditos que estaban por encima de las posibilidades de muchas personas que los solicitaban.

"Botín sabe que todos tenemos un poco de responsabilidad en la crisis porque hemos vivido por encima de nuestras posibilidades", ha señalado Arenas, quien también ha apuntado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tiene, no obstante, una "responsabilidad principal" al negar "permanentemente" la crisis y llevar a cabo "políticas equivocadas".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.