Comisiones Obreras Canarias (CCOO Canarias) ha afirmado que las reformas del Gobierno de España no sólo no han solucionado el problema del paro, "sino que lo han agravado", informó la organización sindical en un comunicado.

"Tras los deplorables datos ofrecidos por la EPA en 2011, el ejercicio recién estrenado continúa con la tónica de destrucción de empleo y generación de paro: menos consumo, menos inversión, menos contratación y más desempleo", señaló el sindicato.

Por ello, comentó que las administraciones públicas deben intervenir con políticas anticíclicas a través de sus presupuestos. Estos cambios necesitan instituciones con capacidad de liderazgo y buenos gobiernos que apuesten por el fortalecimiento del diálogo social

Agregó que deben ponerse en funcionamiento de forma urgente mecanismos fiscales y laborales adecuados para redistribuir la renta. Los salarios no han contribuido en ningún momento a una menor generación de empleo ni incremento de precios y, por lo tanto, de pérdida de competitividad.

Asimismo, CCOO entendió que no son los causantes de la caída de la recaudación de los ingresos de las administraciones públicas sino las rebajas fiscales que han impulsado tanto el Gobierno Nacional como el Autonómico. "Éstas no fueron demandadas por los trabajadores ni se hicieron atendiendo a sus intereses y sí en contra de sus reivindicaciones", matizó.

De igual modo, CCOO Canarias explicó que no secundará planteamientos de querer mejorar el bienestar de las personas y las familias con una mayor facilidad para el despido y una menor remuneración para el factor trabajo "y todo ello acompañado de una mejor tributación para los beneficios y para las rentas más altas".

"Hay que seguir exigiendo el fortalecimiento de las distintas políticas activas de empleo. Hay que seguir reivindicando un salario digno para todos los canarios y unas condiciones laborales que permitan la buena salud laboral de todos los trabajadores y trabajadoras de las islas". apuntó el sindicato.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.