El Ministerio de Fomento ha activado el dispositivo especial para hacer frente a la ola de frío que, según ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), afectará a la Península y Baleares entre los días 2 y 5 de febrero. Para ello, en lo que respecta a la Red de Carreteras del Estado y la red de peajes de las comunidades afectadas, cuenta con 978 quitanieves de empuje, así como con 163.521 toneladas de fundentes dispuestas para su uso.

En los aeropuertos con riesgo de sufrir condiciones climatológicas adversas, Fomento, a través de Aena, mantiene el 'Plan de actuación frente a contingencias invernales de hielo y nieve', más conocido como Plan Invierno. En este caso, los trabajos se centran en el seguimiento exhaustivo de las condiciones meteorológicas, el chequeo continuo del estado del pavimento en pista, de las calles de rodaje y de la plataforma.

De la misma forma, se debe asegurar la disponibilidad de equipos y material fundente y realizar mediciones periódicas del coeficiente de rozamiento. Para esta labor, Aena Aeropuertos dispone de más de 85 vehículos propios destinados a la retirada de nieve y hielo, así como varios implementos para pequeños vehículos tales como cuchillas y esparcidores de urea. Además, las instalaciones disponen de una capacidad de almacenamiento de fundentes propios.

Por su parte, en cuanto a los ferrocarriles, Renfe mantiene activado su Plan de Medidas Preventivas ante inclemencias invernales ante la alerta por frío y nieve. Entre las medidas que forman parte del protocolo habitual que se sigue en estos casos, la compañía garantiza la disponibilidad de locomotoras de reserva en puntos estratégicos, así como personal de refuerzo.

Además, Renfe intensificará los medios de atención e información al cliente. Entre las medidas adoptadas con motivo de la alerta meteorológica, destaca el refuerzo de personal en los cambiadores de ancho de vía para actuar en casos de acumulación de hielo, así como en la comprobación de los rodales en las estaciones anteriores al paso por el cambiador.

Asimismo, para atender a los clientes, Renfe ha alertado a los proveedores de los servicios a bordo de la necesidad de garantizar el avituallamiento de los viajeros, para que, en caso de paradas prolongadas o cortes de energía, se disponga de suficientes reservas de comida y bebidas calientes, así como mantas en los trenes nocturnos. Por su parte, Adif activará medidas preventivas y movilizará a sus equipos de mantenimiento de infraestructura desde las siete de la tarde de este miércoles.