El fallo del Odyssey, que deberá devolver el tesoro, crea un precedente jurídico

  • España tiene 10 días para repatriar el tesoro expoliado.
  • El ministro de Educación y el de Asuntos Exteriores han expresado su satisfacción por la resolución favorable a España de esta larga batalla judicial.
Foto de archivo del buque cazatesoros Odyssey, en el puerto de Algeciras (Cádiz).
Foto de archivo del buque cazatesoros Odyssey, en el puerto de Algeciras (Cádiz).
Carrasco Rage / EFE

El Gobierno considera que la decisión del justicia estadounidense que obliga a la empresa Odyssey a devolver a España el tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes sienta un precedente jurídico para futuros casos similares que puedan ocurrir.

Los ministros de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, han comparecido este miércoles ante los medios de comunicación para expresar su satisfacción ante esta decisión judicial que pone fin a una "larguísima batalla jurídica" que se inició en 2007.

Fue en ese año cuando la empresa Odyssey Marine Exploration, con sede en Tampa (Florida, EEUU), anunció que había rescatado medio millón de monedas de oro y plata de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes" -hundida en 1804 en el océano Atlántico frente a las costas del Algarve (Portugal)- y el Gobierno español inició la reclamación legal de todos los objetos tomados del yacimiento, 500.000 monedas de oro y plata.

El tesoro, que ocupa 600 cubas de 25 kilos cada una, será trasladado por dos aviones Hércules a España, lo que podrá hacerse a partir del momento en el que el que se notifica al tribunal de Tampa, que en 2009 resolvió a favor de España, su decisión.

A partir de ese momento, las autoridades españolas tienen un plazo de diez días establecido por la legislación norteamericana para repatriar este tesoro que, según han indicado ambos ministros, permanece íntegro y en buen estado.

Así se ha podido comprobar durante este proceso en la que las autoridades judiciales estadounidenses autorizaron a España a llevar a cabo inspecciones periódicas.

Ante este "final feliz", los ministros han mostrado no obstante cautela pues puede existir todavía algún escollo.

Existen ahora dos "únicos riesgos procesales en el horizonte" a los que se enfrenta ahora España: que el Tribunal Supremo admitiese un recurso de carácter extraordinario de urgencia que puede presentar Oddysey y ordenase la suspensión de la ejecución de la sentencia, una situación que "no es probable pero si posible", según han advertido Wert y García-Margallo.

García-Margallo ha explicado que este fallo sienta un precedente para futuros casos: "Que haya una empresa que se dedique a la investigación, a la exploración que se quede con un tesoro perteneciendo a otro país puede ocurrir en cualquier momento. Lo que es importante es que esto sienta un precedente jurídico en cuanto reconoce los derechos de España como país titular de ese pecio".

Wert ha asegurado que cuando lleguen a España, las monedas se pondrán en manos de especialistas para su restauración y se distribuirán entre las diferentes colecciones de los museos nacionales.

García-Margallo ha reconocido y agradecido el trabajo realizado por los titulares de Exteriores y Cultura del anterior gobierno socialista en este caso, en el que estuvieron, ha recordado "muy presentes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento