Polémica por una campaña para promover el euskera que usa el sexo como reclamo

  • Se trata de dos vídeos que habían recibido subvenciones de más de 3.500 euros.
  • Son producciones de baja calidad que han sido consideradas de "mal gusto" tanto por el Gobierno vasco como por la Diputación de Bizkai.
  • La Fundación Leizaola, responsable de los vídeos, aseguró que la idea era crear algo fresco aunque ahora afirma que no habían aprobado esos vídeos.
Campaña para promover el euskera que utiliza el euskera como reclamo.
Campaña para promover el euskera que utiliza el euskera como reclamo.
Fundación Leizaola

Una campaña lanzada por la Fundación Leizaola para promover el uso del euskera entre los jóvenes ha generado un gran revuelo al usar el sexo como reclamo. La inciativa se compone de un par de vídeos de escasa calidad en los que unos jóvenes representan escenas algo subidas de tono.

En uno de los vídeos, un joven le cuenta a otro que "le echó un "kiki" a una chica" y la dejó "tirada como un trapo viejo". El otro responde que "para eso sirven las mujeres". Una chica que escucha la conversación le propone a hacer un trío para vengarse finalmente de su machismo dejándolos casi desnudos en un pasillo. El segundo vídeo muestra cómo una chica lleva a un joven a una habitación y, antes de hacer el amor, le deja tirado porque él no responde en euskera.

Según los responsables de la campaña, el objetivo era "romper formalismos" y que "el euskera se deje de asociar con algo soso y aburrido". "Se trata simplemente de que los chavales vean que el euskera no sólo sirve para aprobar exámenes, que se puede vivir en euskera en cualquier ámbito, en contextos relacionados con el ocio", explicaba el presidente de la Fundación Leizaola a El Correo.

La polémica ha sido mayor por el hecho de que los vídeos habían recibido subvenciones de más de 3.500 euros del Gobierno vasco y de la Diputación de Bizkaia. Ambas instituciones no tardaron en desvincularse de la campaña y pedir su retirada inmediata por considerarla de mal gusto.

Tras el revuelo, la Fundación Leizaola ha cambiado su versión. Aseguran que los vídeos "son contrarios" a su "espíritu y línea de pensamiento". Explican también que no estaban editados ni habían recibido el visto bueno para ser publicados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento