La fiesta del divorcio

Brindar por el regreso a la soltería está de moda en Madrid.Estas celebraciones triunfan entre las mujeres de 30 a 45 años.
El fin del matrimonio, visto de otra forma.
El fin del matrimonio, visto de otra forma.
20minutos.es

De trauma a juerga. Divorciarse ya no es sinónimo de fracaso, sino de liberación. Quienes interpretan de esta manera tan positiva el fin del amor lo celebran con una fiesta por todo lo alto.

Son las llamadas despedidas de casada, porque son ellas, las mujeres, las que más brindan tras la ruptura.

Una cenita erótica, un espectáculo de striptease masculino y barra libre es el plan más demandado por las recién separadas, que suelen tener entre 30 y 45 años, en los locales de Madrid.

Lo que las diferencia de las despedidas de soltera es que el grupo de amigas suele ser más reducido, sólo las más intimas, aseguran en centralfiestas.com.

"Aquí lo que triunfa es la broma que organizamos. Se trata de una actriz que hace de sexóloga y humilla al hombre", dice su responsable, Luis Sánchez.

Hace ya cinco años que celebran este tipo de fiestas en el restaurante El Cortijo de los Locos, donde el gasto por persona es de unos 40 euros. Pero hay quien invierte hasta 70 por invitada, según explican en fiestasycopas.com.

Símbolo de apoyo

Como estas celebraciones intentan también ser un símbolo de apoyo y compañía para quien acaba de romper su matrimonio, muchas veces son las amigas o compañeras de  trabajo las que contratan el banquete.

Otras es la propia divorciada la que hace la reserva, como es costumbre entre las clientas de www.reinax1dia.com.

El viernes es el día preferido para salir a festejar la recuperación de la soltería. Y para que nadie dude lo que se celebra, hay quien se pone una camiseta de dirtyfashion.com con lemas como éste: Pierde 35 kilos de grasa sin dietas, divórciate.

Una moda importada de los EE UU

El ritual de celebrar el divorcio lo iniciaron las mujeres en EE UU por moda, marketing o diversión.

Esta práctica para fortalecer la autoestima ya se ha extendido por toda América Latina y Europa, aunque es difícil calcular su implantación porque muchas veces la fiesta consiste en una cena casera y una noche de juerga en cualquier discoteca.

La importancia de este fenómeno es más psicológica que económica, ya que permite que la separación deje de ser una tragedia y sea sólo otra fase del ciclo vital.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento