Van Morrison, perfil de blues

El músico inicia en Valencia la gira española de presentación de su último disco, ‘Pay the Evil’. Con éste ya van 35, y el irlandés no parece dar señales de agotamiento.
El artista arranca mañana en el Palau de la Música de Valencia su gira española.
El artista arranca mañana en el Palau de la Música de Valencia su gira española.
Foto
Grande entre los grandes, George Ivan Morrison, más conocido como Van Morrison, pertenece a ese pequeño grupo de artistas (entre los que se encuentra Bob Dylan o Tom Waits) que saben capear magníficamente el temporal del tiempo.A sus 60 años, este músico irlandés no derrocha simpatía, pero sí profesionalidad: arropado por unos músicos de primera, como él, abrirá  hoy en el Palau de la Música de Valencia su gira española para presentar su último trabajo, Pay the Evil.

A lo largo de su carrera, Van Morrison ha cultivado todos los géneros, desde el rock y el blues, pasando por el jazz y el rythm & blues y hasta la música celta, tan presente en su Irlanda natal.

Retorno a las raíces

Ahora, en Pay the Devil profundiza en la música de raíces americanas a través de 15 temas, tres nuevos y 12 versiones de artistas clásicos del género como Hank Williams, Webb Pierce o Leon Payne, entre otros.

Sus conciertos son una verdadera lección de virtuosismo, poniéndose de manifiesto la facilidad que tiene este genio de saltar del jazz al blues, pasando por el country o el pop.

Pero siempre demostrando que la música es su pasión: la guitarra, el saxofón y la armónica no se le resisten. Su paso por Madrid y Málaga, donde cerró la gira de Magic Time, dejó un muy buen sabor de boca. Seguro que aquí no nos defrauda.

* Palau de la Música. Paseo Alameda, 30. Mañana, a las 21.00 h. Domingo, a las 19.45 h. Son 75 euros. Entradas en Servientrada (963 995 577), El Corte Inglés (902 400 222) y taquillas.

Artista virtuoso en la lejanía

Van Morrison demuestra en cada actuación por qué sus más de 40 años de carrera lo han situado en un lugar privilegiado. Pero eso sí: peca de tener muy poca complicidad con su público, al que apenas mima.

El pasado enero, El León de Belfast ponía fin a la gira de su anterior álbum, Magic Time, con sendos conciertos en Madrid y Málaga. En ellos desplegó todo su poderío, junto con su magnífica banda. Pero a pesar de sus numerosas virtudes, en sus actuaciones adolece de una pequeña pega: su poca complicidad con el público, al que apenas dedica unas palabras, y su obsesión por un reloj que mide la duración del concierto. Aun así, en los 90 minutos de la actuación, el irlandés llena de magia el auditorio que sea. No en vano Morrison se encuentra entre los cantautores más aclamados por la crítica de la década de los sesenta. Su voz con tintes de bluesman y su sentido del jazz a la hora de improvisar han dado como resultado cuatro décadas de álbumes (con un total de 35 trabajos) y conciertos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento