Del cuché a las tablas

Miki Molina se estrena como productor teatral con la obra ‘Tío Bob’, que interpreta junto a Carles Cuevas.
Tío Bob cuenta la historia de un hombre con sida y su sobrino.
Tío Bob cuenta la historia de un hombre con sida y su sobrino.
Foto
El actor Miki Molina goza de una dilatada experiencia en el cine (le vimos en La ley del deseo, de Almodóvar, o Las cosas del querer, de Chávarri, entre otros) y en la televisión (Ana y los siete, Lleno por favor), e incluso sobre las tablas, a las órdenes de un director. Aunque también ha saltado a la popularidad por su vida amorosa.En este caso es noticia por su trabajo. Ahora inicia su faceta como productor con una obra en la que se ha rodeado de los suyos: su hermano pone la música, su mujer la escenografía y su amigo Carles Cuevas le acompaña en el escenario.

Juan Calot dirige este texto que firma Austin Pendlenton, que relata de manera divertida a la vez que perturbadora un cara a cara entre la tragedia del tío Bob, enfermo de sida, y la homofobia de su sobrino Josh, «un chico acalorado y con miras bastante cortas».

* Sala el Loco. Erudito Orellana, 12. Domingo, a las 21 horas. La entrada cuesta 9 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento