Federico en estado puro

Uno de los dramas más conocidos de Lorca, ‘La casa de Bernarda Alba’, sube a las tablas del Gran Teatro con Margarita Lozano y María Galiana como protagonistas.
Todas la actrices de esta obra eminentemente femenina.
Todas la actrices de esta obra eminentemente femenina.
Foto
Federico García Lorca termina de escribir La casa de Bernarda Alba el 19 de junio de 1936. La guerra civil se asoma a la puerta de una España que presiente la tragedia. Como en los dramas lorquianos, el país prefratricida ya intuye la oscura raíz del grito. Asusta pensar que el propio Federico escribe este drama de la Andalucía profunda y rural tan cerca de su propio asesinato.Estamos ante uno de los textos más conocidos y representados del poeta universal. Quizá por este motivo la directora Amelia Ochandiano se decidió por una adaptación sencilla y honesta, sin demasiado aditivo, del texto.

Para Ochandiano, con Bernarda Alba estamos ante el ejemplo de cómo muchas obras maestras se acercan a los conflictos eternos y universales «desde lo más cercano, cotidiano y próximo».

María Galiana, en el papel de la criada, La Poncia, y Margarita Lozano, que da vida a Bernarda, la despótica madre, protagonizan este montaje del Teatro de la Danza que ha girado ya por diversos escenarios españoles. Se completa el reparto del drama con las actrices Concha Hidalgo, Aurora Sánchez, Ruth Gabriel, Palmira Ferrer, Nuria Gallardo, Adriana Ugarte, Mónica Cano y Saturna Barrio.

* Gran Teatro.  Hoy y mañana, a las 21 horas. Entradas: de 6 a 21 euros.

La España rural de los años 20

El montaje de Teatro de la Danza refleja la Andalucía de principios de siglo. La sencillez de la puesta en escena contrasta con el mestizaje de la música.

El argumento

Tras la muerte de su marido, Bernarda Alba impone un luto riguroso de ocho años a sus hijas. El drama de celos y pasiones entre las hermanas se desata con la aparición de Pepe El Romano. Estamos en la España rural de los años veinte.

La profecía

Bernarda pronuncia el preludio de la Guerra Civil al final de la obra: «Y no quiero llantos –dice Bernarda– La muerte hay que mirarla cara a cara. ¡Silencio! Nos hundiremos en un mar de luto».

La música

En esta versión, la banda sonora la ponen Enrique Morente y Las Voces Búlgaras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento