Unos 200 trabajadores de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir han vuelto a cortar la salida del peaje de la AP-4 a la altura de Las Cabezas de San Juan y Lebrija (Sevilla) para pedir el pago de los salarios atrasados, puesto que les adeudan tres meses más la de enero y la paga extra de diciembre, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, que destacan que la concentración se ha efectuado "sin incidentes y sin generar apenas problemas de tráfico".

Las fuentes han indicado que los trabajadores han estado repartiendo octavillas a los coches que circulaban, por lo que "ha sido un trabajo más de piquetes informativos que una movilización cortando la carretera".

Asimismo, estos trabajadores iniciarán el próximo 31 de enero una huelga indefinida para pedir el pago de los salarios atrasados. Las fuentes han lamentado a Europa Press que la decisión de convocar huelga indefinida viene motivada por el hecho de que "directivos de la Mancomunidad nos han comunicado que hasta mediados de febrero no hay perspectiva de cobro".

Han agregado que estos trabajadores tienen previsto acudir el día de la constitución de la mancomunidad del Bajo Guadalquivir y estarán presentes en el acto, previsto para el 31 de enero.

Los 11 municipios que forman dicha Mancomunidad, en la que ejercen su tarea un total de 450 trabajadores, se reparten entre las provincia de Sevilla y Cádiz. Así, en Sevilla hay siete municipios —concretamente, Utrera, Los Palacios y Villafranca, El Coronil, Los Molares, Las Cabezas de San Juan, El Cuervo y Lebrija—, mientras que en Cádiz hay cuatro; en concreto, Trebujena, Sanlúcar de Barrameda, Chipiona y Rota.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.