Su primer chapuzón en la nueva piscina

Un oso polar nada en la nueva piscina que se les ha construido a estos animales en el zoológico de Budapest, Hungría.
.
.
Lazslo Baloh / Reuters
El pasado mes de mayo, la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UMCN) anunció la inclusión de este animal dentro de su lista de especies en peligro de extinción, víctima del calentamiento global y del deshielo. Se cree que la población de osos polares sufrirá una disminución del 30% en los próximos 45 años.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento