El Gobierno concederá la nacionalidad española a soldados con más de dos años de servicio

  • El titular de Defensa ha afirmado que se cumplirá con las obligaciones con la OTAN, la ONU y la UE y que se evaluarán las misiones en el exterior.
  • El ministro ha anunciado además una reducción del gasto en su departamento.
  • Morenés busca el "consenso" con el resto de grupo políticos.
El ministro de Defensa, Pedro Morenés.
El ministro de Defensa, Pedro Morenés.
Kote Rodrigo / EFE

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha anunciado este jueves una reducción del gasto en su departamento, la revisión del despliegue geográfico de las Fuerzas Armadas y la evaluación de las misiones militares en el exterior. Morenés, no obstante, se ha comprometido a cumplir con las obligaciones adquiridas con la OTAN, ONU o UE y a la "búsqueda incansable" del consenso para lograr que "la política de Defensa sea una política de Estado".

Así lo ha puesto de manifiesto Morenés en su primera comparecencia ante el Congreso para explicar las líneas básicas que seguirá en esta legislatura, entre ellas la revisión de programas de armamento, partidas presupuestarias, del despliegue geográfico de las Fuerzas Armadas, del planeamiento de capacidades y la replanificación del gasto a largo plazo, de acuerdo con los ministerios de Hacienda e Industria.

Tras afirmar que aplicará austeridad para reducir los gastos, ha avanzado que revisará programas y partidas presupuestarias, así como la estructura del Ministerio y del despliegue de las fuerzas Armadas y del planeamiento de las capacidades. En este sentido ha apostado por una planificación a 20 años y para ello ya ha encargado al jefe de Estado Mayor de la Defensa que elabore un estudio sobre las capacidades necesarias con el horizonte del año 2025.

En esta línea, ha avanzado que acometerá la antelación de las líneas maestras del planeamiento incluidas en la Directiva de Defensa Nacional, para que se empiece a aplicar antes de 2013, fecha prevista por la citada Directiva.

El titular de Defensa, que ha afirmado que se cumplirá con las obligaciones adquiridas con la OTAN, ONU o UE, ha dicho que se evaluarán las misiones en el exterior, concretamente la de Afganistán y la de Líbano. Se ha comprometido a que, cuando se tomen decisiones al respecto, acudirá al Parlamento para informar.

Por otra parte, en materia de personal, Morenés ha dicho que se cumplirá con los compromisos legislativos pendientes como la aplicación da la Ley de Carrera Militar, con soluciones a problemas surgidos por la gestión, completar el sistema de enseñanza militar, desarrollar la Ley de Derechos y Deberes y elaborar una ley de régimen disciplinario.

En el ámbito social, el ministro ha avanzado que se facilitará que los heridos en actos de servicio puedan seguir en el ejército y conceder la nacionalidad española a los soldados extranjeros que presten más de dos años de servicio en las Fuerzas Armadas, un compromiso del PP en su programa electoral.

Asimismo ha avanzado que se analizará el sistema de adquisiciones de armamento y hablará con industrias y socios para reconducir el modelo, sin perjuicio de la seguridad, operatividad y de los intereses de la industria.

Consenso con el resto de grupos políticos

Todos los grupos han ofrecido su colaboración para lograr consensos, mientras que IU-IUV-CHA ha pedido la retirada de las tropas de Afganistán y cerrar las bases estadounidenses en España.

La portavoz del PSOE, Trinidad Jiménez, ha ofrecido su apoyo para lograr el consenso en torno a la política de Defensa. Ha instado al ministro a que mantenga, como el anterior gobierno, la seguridad como prioridad para los militares en misiones exteriores. Por su parte, Vicente Ferrer, del PP, ha defendido que la Defensa es una cuestión "vital" para los intereses nacionales y no puede estar sometida a vaivenes político.

Jordi Xuclá, de CiU, quien ha apostado por una reducción de plantillas, ha alertado sobre la financiación de los programas de armamento, que acarrean más de 27.000 millones de euros pendientes de pagar. Irene Lozano, de UPyD, ha coincidido con el ministro en que la política de Defensa es una política de Estado y un bien público, y ha pedido cambios en la Ley de Carrera Militar y que solucione el problema de financiación de programas.

Por parte de IU-ICV-CHA, su portavoz Luis Centella se ha mostrado crítico con el ministro y ha afirmado que "a España no se la defiende en Afganistán, Irak o Líbia" y ha planteado la "vuelta ya" de las tropas de Afganistán. Ha exigido la disminución del gasto en armamento y la desaparición de las bases estadounidenses de Rota y Morón.

También colaboración le ha brindado la portavoz del PNV, Arantza Tapia, quien ha pedido más inversión en I+D+i. Por ERC, Joan Tardá, quien ha arrancado su intervención diciendo, en alusión al ministro, "Nos han puesto el zorro en el gallinero", ha denunciado que "el gasto militar supera los 50 millones de euros diarios".

"Su 'todo por la patria' puede entenderse como un 'todo por la pasta'", ha sentenciado Tardá. Desde UPN su diputado, Carlos Salvador, ha pedido al ministro que el recorte en el gasto de Defensa no afecte a la operatividad de las tropas en misiones internacionales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento