Cada año cierran en España 15 librerías

En España se cierran al año más librerías de las que se abren, y las ventas de las librerías independientes han descendido en los últimos ejercicios y han pasado de los 1.031 millones de euros que se facturaron en 2003 a los 998,8 millones de 2004.
Así se desprende del Sistema de Indicadores Estadísticos y de Gestión de las Librerías en España elaborado por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros y más conocido como el Observatorio de la Librería.

El estudio fue presentado el miércoles por el presidente de CEGAL, Fernando Valverde, en un acto en el que también intervinieron el director general del Libro, Rogelio Blanco, y Xavier Cubeles, director del estudio.

El informe, realizado por BCF Consultores para CEGAL, observa la evolución de las librerías desde 1999 a 2005, hace un seguimiento de las principales magnitudes económicas del sector en España y propone medidas para mejorar la gestión de estos establecimientos y sus estrategias empresariales.

Para este informe se ha actualizado el censo de librerías en España, que en 2005 ascendían a 4.280, cifra que supera las 3.795 registradas en 1999, si bien este aumento se debe en parte a que comunidades autónomas como Andalucía y Madrid han mejorado sensiblemente su control de este tipo de comercios.

Pero, como puso de manifiesto Fernando Valverde, hay "datos preocupantes" en el Observatorio de la Librería, como es el que la apertura anual de librerías en los seis últimos años (unas 75 por año) no llega a compensar el cierre de establecimientos, que es de unas noventa por año.

El predominio de las librerías pequeñas es claro: en España hay casi 3.000, que facturan menos de 150.000 euros al año, frente a 281 librerías grandes (más de 600.000 euros al año), 370 medianas-grandes (de 300.000 a 600.000 euros al año) y 781 medianas-pequeñas, que venden de 150.000 a 300.000 euros anualmente.

El presidente de CEGAL calificó también de "preocupante" el que las librerías independientes hayan perdido cuota de mercado, mientras la han ganado las cadenas de este tipo de comercios, que han pasado de facturar 312,6 millones de euros en 2002 a 417,3 millones en 2004.

El libro de texto supone un tercio de las ventas de las librerías pequeñas y entre un diez y un veinte por ciento para las medianas y grandes, por lo que el sector ve con inquietud la futura Ley del Libro que prepara el Ministerio de Cultura, en la que se consolidan los descuentos de los manuales destinados a la enseñanza, y está igualmente preocupado por la política de gratuidad que se aplica en varias comunidades autónomas.

Los dueños de pequeñas librerías "no pueden competir" con las grandes superficies a la hora de ofrecer descuentos, por lo que Fernando Valverde ve "necesario que "se supriman las excepciones legislativas que permiten usar los libros de texto como reclamo publicitario para vender otros productos, así como la posibilidad de aplicar descuentos ilimitados".

Por comunidades autónomas

Por comunidades autónomas, según los datos aportados por el director del estudio, Navarra, con 14,51 librerías por cada 10.000 habitantes, es la que más comercios de esta clase tiene, seguida de Cantabria (11,74 por cada 10.000 habitantes) y de Asturias (11,13). En el otro extremo se situarían Canarias, con 6,31 librerías; Castilla-La Mancha (7,60) y Murcia, con 7,64 comercios por cada 10.000 habitantes.

El director general del Libro afirmó que lo relacionado con los descuentos de los libros de texto no depende sólo de Cultura, dado que es un asunto "en el que tienen que ver otros ministerios y las Comunidades Autónomas. Nuestro modelo de Estado es el que es, y hay ciertas competencias que están transferidas", añadió.

En su opinión "es esperanzador" que las librerías tradicionales sean el lugar de compra de libros preferido por los españoles y aseguró que el Ministerio de Cultura "demuestra su compromiso" y recoge en el proyecto de Ley del Libro "la importancia de las librerías".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento