La humedad es el peor enemigo del parqué de una vivienda

  • Puede provocar que se dilate y se hinche al absorber esta humedad.
  • Si la madera se aprieta, con el tiempo genera mermas, grietas o fisuras.
  • Pueden acabar convirtiéndose en refugio de moho, hongos, bacterias y ácaros.
Así resulta una vez instalado y abrillantado.
Así resulta una vez instalado y abrillantado.

Una de las consecuencias más frecuentes dentro de las viviendas que padecen problemas de humedad estructural es el levantamiento y deterioro continuo del parqué. Un excesivo nivel de humedad ambiental dentro del piso puede ser uno de los principales enemigos de este tipo de suelos de madera.

Según recuerda la empresa Murprotec, la humedad del parqué está comprendida entre el 7 y el 9%. Teniendo en cuenta que por su propia naturaleza, el parqué intercambia humedad con el medio que lo rodea, un grado de humedad superior a estos porcentajes puede provocar que la madera se dilate y se hinche al absorber esta humedad, acabando por levantarse las tablillas y pudrirse.

En el mejor de los casos, lo que podría ocurrir es que la madera se apretara demasiado sin levantarse pero, con el paso del tiempo, el parqué terminaría liberándose de esa humedad sobrante y volviendo a su estado original, produciéndose entonces mermas, grietas o fisuras importantes entre tabla y tabla.

Humedad estructural

En los casos extremos de humedad en la madera, además de los daños materiales, estos parqués acaban convirtiéndose en la guarida perfecta para el moho, hongos y distintos tipos de bacterias, ácaros y microorganismos que proliferan gracias a la humedad y que pueden llegar a generar un grave riesgo para la salud de las personas que conviven con ellos.

Los daños y deterioro del parqué pueden ser una señal o una consecuencia de los problemas de humedad estructural que pueda estar soportando el edificio o la casa que habitamos. Por ello, existe la posibilidad de que la humedad en las construcciones puede acarrear hasta la pérdida de solidez, si no se ataja el problema a tiempo y de forma definitiva.

El desgaste acelerado que pueden sufrir los materiales de construcción por la filtración del agua en muros y cimientos, puede debilitar tan gravemente la estructura de los edificios, que pone en peligro la seguridad de los mismos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento