Rafael Vera
Vera en una foto de archivo
El auto de la Audiencia, del pasado día 5, estima un recurso de Vera contra la decisión de un juez de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid, que el pasado 24 de marzo le denegó la ampliación del tiempo que el penado pasa fuera de la cárcel.

La Audiencia madrileña aprobó, así, el acuerdo que había adoptado el 2 de marzo la Junta de Tratamiento de la prisión de Segovia, donde Vera cumple su condena, para que éste salga el sábado por la mañana y regrese a su celda el jueves.

La evolución del interno ha sido positiva y se ha puesto de manifiesto en una buena conducta global

Ésto siempre "bajo medidas de control telemático y seguimiento por su escolta".

Vera ingresó en prisión el 16 de febrero de 2005 para cumplir condena y ha ido obteniendo beneficios penitenciarios fundamentados en su estado de salud y el de su esposa.

"Evolución positiva"

La Audiencia de Madrid destacó, en su auto, que "la evolución del interno ha sido positiva y se ha puesto de manifiesto en una buena conducta global, tanto dentro de prisión como fuera de ella". 

Por ello "no hay razón para no concluir que el penado puede merecer un mayor acercamiento a lo que sería el contenido material del tercer grado" o semilibertad.

"Un mal pensamiento"

Si bien "cabría pensar en un tercer grado disimulado y cuasi en fraude de ley" con los beneficios otorgados a Vera, la Audiencia concluyó que "ese sería un mal pensamiento".

Ésto es porque la Junta de Tratamiento no ha propuesto el cambio de clasificación penitenciaria, sino que explora las posibilidades del segundo grado para que Vera pueda seguir con su tratamiento y atendiendo a sus responsabilidades familiares.

El hecho de que Vera esté solo en un módulo del centro lo hundió en una fuerte depresión

Además, "las limita en cuanto que el amplio régimen de salidas, ciertamente notable, lo es al propio domicilio, en condiciones que se asemejan al contenido de la prisión", según el auto.

Salidas de 32 horas semanales

Vera disfrutaba desde agosto del año pasado de salidas de 32 horas semanales, repartidas en ocho horas cuatro días, de lunes a jueves, debido a sus especiales circunstancias psicológicas, derivadas de la situación de aislamiento total que tiene en prisión.

La Junta de Tratamiento propuso ampliar su estancia fuera de la cárcel tras examinar informes médicos, psicológicos y psiquiátricos.

Así, concluyó que el hecho de que Vera esté solo en un módulo del centro segoviano -como medida de seguridad por el alto cargo que ostentó- lo hundió en una fuerte depresión.

NOTICIAS ANTERIORES