Camps y Costa en el banquillo
El expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el exsecretario regional del PP, Ricardo Costa, en una sesión del 'caso de los trajes'. Heino Kalis / REUTERS

El Ministerio Fiscal y la acusación popular del denominado juicio de los trajes han considerado probado que el expresident de la Generalitat Francisco Camps y Ricardo Costa recibieron regalos de la trama corrupta y que, por tanto, mintieron al jurado cuando los negaron y aseguraron haber pagado las prendas recibidas.

La Fiscalía Anticorrupción ha atribuido a Ricardo Costa la aceptación de un traje, tres pantalones y dos americanas más de las que inicialmente se le imputaron como regalos de la trama Gürtel, y ha reducido en dos trajes y un par de zapatos las prendas que supuestamente adquirió Francisco Camps.

El juez Climent, ha llamado de nuevo la atención a Camps para que guardase silencioLa modificación del escrito inicial de acusación no ha modificado su petición de pena para los acusados, que es de cinco meses y medio de multa a razón de 250 euros diarios (41.250 en total), pues se pide en función de la renta de los acusados y no de los regalos supuestamente recibidos.

Según la Fiscalía, el expresident aceptó entre 2005 y 2006 que la trama le regalara tres trajes y tres americanas adquiridas en la tienda Milano, y siete trajes, dos pares de zapatos y una americana. Todas estas prendas suman un importe de 13.121 euros, en lugar de los 14.021 euros que alcanzaban anteriormente.

EL Ministerio Fiscal ha señalado que la teoría del montaje referida al sastre José Tomás no encaja porque "haría necesario que en un tiempo en el que tenía buenas relaciones con (Álvaro) Pérez, Camps y Costa, habría elaborado facturas falsas en varias tiendas, en sedes empresariales a las que no tenía acceso y a manejar correos electrónicos pensando en los registros de dos años después".

Sentido común y lógica

La fiscal ha apelado al "sentido común y la lógica del jurado" al defender las pruebas documentales, principalmente las referidas al encargo de prendas para los dos acusados (los documentos de encargo o los tiques de venta), la confección de las prendas de vestir, su envío a Valencia y el pago de las mismas por personas distintas de los acusados.

La acusación popular ha culpado a los acusados de haber mentido al juradoTambién cree que hay evidencias de que las compras de prendas para cargos públicos valencianos fueron "disfrazadas" con conceptos falsos para ocultar los destinatarios de las mismas, pero los pagos por cheques o transferencias "han dejado rastro" y "los importes coinciden".

La acusación popular ha culpado a los acusados de haber mentido al jurado que les juzga, ya que considera probado no pagaron "absolutamente nada" de las prendas de vestir que se le imputan como regalos de la trama "Gürtel".

Según el letrado Virgilio Latorre, la red liderada por Francisco Correa abonó todos los trajes, americanas, pantalones y corbatas que adquirieron en las tiendas de Milano y Forever Young, y lo hizo como parte de una estrategia que le procuró decenas de contratos públicos de la Generalitat.

Gráficos y vídeos

Esta es la principal conclusión del representante de la acusación popular, quien ha puesto "color" a la vista oral proyectando gráficos y vídeos en una pantalla, un método inédito que le ha servido para ilustrar con imágenes y declaraciones sus argumentos.

El letrado ha mostrado un gráfico para describir la "estructura piramidal" de la trama Gürtel, con sus tres principales cabecillas (Francisco Correa, Pablo Correa y Alvaro Pérez) y las empresas con las que operaron en la Comunitat Valenciana, que son Orange Market -creada expresamente para trabajar en esta región-, Servimadrid y Diseño Asimétrico.

El magistrado presidente de la sala, Juan Climent, ha llamado de nuevo la atención al expresident de la Generalitat Francisco Camps para que guardase silencio y ha expulsado de la sala a una mujer que se encontraba entre el público por realizar comentarios en voz alta.

Las preguntas al jurado

Estas han sido alguna de las preguntas directas que ha formulado la fiscal al estrado del tribunal popular:

"¿Creen que es posible que una persona que supervisa todo en los actos de su partido (en referencia a Camps) no sepa quién los hace? ¿Creen posible que una tienda no conserve documentación de quién hace un encargo a medida para localizarla y entregarla al cliente cuando va a recogerla?".

"¿Por qué no recibe regalos Álvaro Pérez si la relación con los acusados es de amistad? ¿Hacen ustedes regalos tan valiosos sin que haya una ocasión especial? ¿Y a las parejas e hijos de sus amigos?".

¿Es posible que sea una conspiración en la que han participado varios jueces, fiscales, policías, interventores del Estado....?Asimismo, ha preguntado al jurado sobre el motivo por el que no está acreditada la redacción de una circular interna sobre cómo abordar el asunto de los regalos supuestamente redactada por el Ejecutivo de Francisco Camps en 2003.

"Si su secretaria hubiese pagado con su dinero (en alusión a Ricardo Costa), ¿no la habrían hecho venir para explicarlo? ¿Alguna vez algún amigo suyo les ha llevado a un sastre para que se tomaran medidas? Si uno no ha hecho nada irregular, ¿por qué muestra tanta preocupación por que un empleado de Milano haya sido citado en unas diligencias de investigación?".

"Si uno tiene una nómina de 3.900 euros y recibe un regalo de 800 euros, ¿es mucho o poco?".

"Fíjate si te debo, dijo Álvaro Pérez",
según la fiscal, que ha recreado una de las conversaciones intervenidas y ha preguntado si tiene lógica que quien hace los regalos pronuncie esa afirmación.

"¿Es posible que todo esto sea una conspiración en la que han participado varios jueces, fiscales, policías, interventores del Estado y personas que trabajaron en varias tiendas?".

"¿Cuántas listas como las del documento 71 (en el que se relacionan nombres de cargos públicos valencianos con cantidades) han hecho ustedes en su vida que no se correspondan con nada?", concluyó la fiscal.

Multa, prisión y suspensión de empleo y cargo

Con todo, la fiscal estima que estos hechos son constitutivos de dos delitos continuados de cohecho y pide que para los acusados se tenga en cuenta la imposición de la pena establecida en el momento en que se cometieron los hechos, que incluye una multa, en lugar de prisión y suspensión de empleo y cargo público, que es lo que se aplica en la actualidad. También solicita que se decomisen las prendas de Camps y Costa.

Por su parte, el abogado de la acusación popular (PSPV), Virgilio Latorre, ha modificado su relato de acusaciones para al igual que el fiscal, hacer desaparecer las referencias a Betoret y a Campos mientras que mantiene el mismo número de prendas que la acusación pública y los importes para cada uno de los acusados, y deja el resto de conclusiones en los mismos términos.