Los buzos vuelven al 'Costa Concordia' apurados por las previsiones meteorológicas

Buceadores de los "Carabiniari" italianos en el agua cerca del crucero 'Costa Concordia'. La empresa holandesa Smit Salvage procederá a la extracción del carburante en cuanto sea posible.
Buceadores de los "Carabiniari" italianos en el agua cerca del crucero 'Costa Concordia'. La empresa holandesa Smit Salvage procederá a la extracción del carburante en cuanto sea posible.
EFE/MASSIMO PERCOSSI

Los buzos reanudaron desde primeras horas de la mañana de este jueves las tareas de búsqueda de la veintena de desaparecidos del naufragio del crucero 'Costa Concordia' después de que ayer se tuvieran que suspender debido a que se registraron movimientos del casco.

Las tareas de búsqueda continuarán en el puente cuatro, donde se hallaron los últimos cinco cadáveres, y para ello se tendrán que utilizar pequeñas cargas explosivas que creen los pasillos para que puedan entrar los buzos, explicaron desde la Marina militar.

No obstante, se prestará máxima atención a los posibles movimientos del barco, que ayer se movió de un metro, y las condiciones meteorológicas.

Por el momento, el estado del mar es de calma, pero podría empeorar ya que se esperan durante el día olas de entre 1 y 1,5 metros, que podrían ser, incluso, de más de 2,5 metros el viernes.

"Hay un margen de entre 12 y 24 horas para concluir las operaciones", declaró el jefe de los bomberos Modesto Dilda a Reuters.

De momento se ha confirmado la muerte de once personas y la desaparición de una veintena del total de 4.200 pasajeros y tripulante

Llega la nave holandesa que extraerá el carburante

Asimismo, también han llegado a la isla del Giglio, donde encalló la nave el pasado viernes, los expertos de la compañía holandesa Smit, que se ocuparán de la extracción de las cerca 2.400 toneladas de carburante de las bodegas del Costa Concordia.

Según los medios de comunicación italianos, las tareas de extracción del combustible pueden comenzar el viernes o el sábado, debido al riesgo, cada vez más inminente, de que se produzcan perdidas.

El ministro italiano de Medioambiente, Corrado Clini, explicó ayer que "existe ya un daño ambiental, aunque muy contenido, relativo a los fondos marinos de la isla del Giglio".

"Estamos ante una situación límite porque la nave se mueve -añadió Clini-. Hay que actuar deprisa, es una contrarreloj. Creo que en las próximas doce horas estaremos en disposición de comenzar a trabajar en el depósito".

Según las primeras hipótesis, se necesitarán entre dos y tres semanas para vaciar todo el carburante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento