Mario Vaquerizo y Alaska
Mario Vaquerizo y Alaska posan en una de las fotografías de Bruce LaBruce que forman parte de la colección 'Obscenity'. Bruce LaBruce

Ángeles de estética gay que invitan a la lujuria, monjas lascivas que posan en ropa interior, saborean crucifijos o sostienen entre sus pechos a un yaciente Cristo tatuado... Así es Obscenity, la primera exposición no pornográfica del polémico cineasta, artista y fotógrafo canadiense Bruce LaBruce. Un total de 60 fotografías que podrán verse en la galería La Fresh de Madrid del 16 de febrero al 4 de abril. De ellas, 40 estarán expuestas y otras 20, más subidas de tono, estarán metidas en una carpeta a disposición de los visitantes.

LaBruce ha optado por un tono más 'comedido' para redefinir la naturaleza del tabú En esta ocasión, Bruce LaBruce ha optado por un tono más 'comedido' para intentar redefinir la naturaleza del fetiche y del tabú, santificar esta imaginería y posicionarla más cercana de lo divino. Alaska y su marido, Mario Vaquerizo, Rossy de Palma, Pablo Rivero (Cuéntame), María Forqué y otros españoles han posado para el canadiense en este nuevo proyecto. No es casualidad que la mayor parte de ellos sean actores; en realidad la exposición es el casting fotográfico de la nueva película de Labruce, Santo, the Obscene, que comenzará a rodar entre Madrid y el desierto de Almería a partir de marzo, con actores nacionales e internacionales.

Se trata del primer filme del controvertido autor que se exhibirá en los circuitos de cine habitual, ya que hasta ahora sus películas no han podido acceder a festivales como Sundance por considerarse pornográficas. Es el caso de Hustler White, en la que aparece él mismo y exhibe gustos sexuales excéntricos, desde el sadomasoquismo hasta las prácticas sexuales con personas amputadas; o L.A. Zombie, que fue prohibida en Australia.

Exposiciones confiscadas

Los trabajos de Labruce han sido censurados, confiscados y demonizados desde los años ochenta. El pasado verano, unas 400 fotografías que formaban parte de la exposición Polaroid Rage: Survey 2000-2010 en la Gallery Wrong Wether de Oporto (Portugal) fueron decomisadas por la Policía, y además se prohibió la entrada de ese material en Canadá.

Bruce, no obstante, cuenta con muchos admiradores, entre ellos Mario Vaquerizo: "Soy superfán, me encantan sus películas, sobre todo Hustler White, creo que es el mejor director de cine del mundo. Para mí ha sido un auténtico lujo y un privilegio haber podido posar para él", asegura.

Etxeandia se libra de la censura

La fotografía del actor Asier Etxeandia encarnando a Jesucristo con un crucifijo en el pubis no será retirada de la exposición Camerinos, de Sergio Parra, abierta al público en el Teatro Español de Madrid, por decisión del Ayuntamiento. La alcaldesa, Ana Botella, había recibido una petición de retirar la foto por parte de varias asociaciones, con el apoyo de unas 20.000 firmas. La fotografía ya levantó polémica el verano pasado en el Festival de Mérida, de donde fue retirada. Según Fernando Villalonga, delegado de las Artes de Madrid, la imagen mantiene un "absoluto respeto a la libertad de expresión y creación".