Los expertos proponen que las niñas que viven con su padre transexual vean a la abuela dos horas al mes

La anciana reclama todo un fin de semana con ellas en Zamora, de viernes a domingo, cada quince días
Menno V.D.M, Progenitor De Las Dos Niñas
Menno V.D.M, Progenitor De Las Dos Niñas
EUROPA PRESS

Un informe elaborado por expertos del equipo psicosocial de los juzgados de Valladolid ha propuesto que la abuela de las dos niñas vallisoletanas de 11 y 12 años cuya madre murió en marzo de 2009 y que desde entonces viven con su padre, sometido hace un par de años a una operación de cambio de sexo, pueda ver a las menores dos horas al mes, en lugar de los fines de semana, de viernes a domingo, cada quince días, petición esta última que ha vuelto a ser defendida por la anciana, de 89 años y residente en Zamora capital.

El Juzgado de Primera Instancia número 10 de Valladolid deberá ahora dictaminar qué es lo mejor para las niñas, en el sentido de dar por buena la propuesta del equipo psicosocial que aceptan tanto el fiscal como el progenitor, que da a Lourdes C.V. la posibilidad de ver a sus nietas dos horas al mes en el Punto de Encuentro Familiar de Aprome, en la capital vallisoletana, régimen que a los tres meses deberá ser sometido a nueva evaluación para ver si se amplía, restringe o elimina, o bien estimar la propuesta de la reclamante, con la particularidad de que ésta solicita que sea su exyerno quien se encargue del traslado de las menores cada quince días hasta Zamora.

Lourdes C.V. considera insuficiente el régimen de visitas propuesto por los expertos, de forma que su abogado, con carácter subsidiario, ha planteado otro "progresivo y adaptativo", consistente en dos horas los sábados alternos durante los dos primeros meses para, a partir de entonces, ir aumentando las horas de estancia con ella en Zamora de forma gradual con el objetivo de que finalmente pueda disfrutar de sus nietas durante todo un fin de semana, de viernes a domingo, con pernocta incluida, cada quince días.

La anciana, en declaraciones a Europa Press, ha acusado a su exyerno, el holandés Menno V.D.M, de ser el único responsable de que no vea a sus nietas desde la muerte repentina de la madre, el 29 de marzo de 2009, y ha asegurado que el aludido ha puesta a las niñas en su contra y se niega incluso a ponérselas al teléfono.

"¡Si mi hija levantara la cabeza se volvía a la tumba!", ha exclamado la mujer, quien ha recordado que durante ocho años, en los que vivió con su hija y el marido de ésta en un piso de la Plaza de Las Brígidas, en Valladolid capital, tanto la fallecida como ella se dedicaron a criar a las niñas y, en cambio, desde hace tres años no ha podido volver a ver a sus únicas nietas.

Su abogado entiende además que el centro de Aprome de Valladolid no es un lugar idóneo para que su clienta vea a las niñas, "ya que es un espacio para casos de violencia de género o en los que existe mala relación, pero el problema es que aquí no hay relación", al tiempo que ha pedido a la anciana y su exyerno que "se coman el orgullo" y lleguen a un acuerdo en beneficio de las pequeñas.

"La abuela se ha presentado tres veces en el colegio para ver a sus nietas a través de unas rejas. Es triste que una persona mayor tenga que recurrir a esto a causa de la lentitud del sistema judicial", ha concluido.

Responsable del divorcio

Por su parte, el progenitor de las niñas, quien tras divorciarse de su esposa se sometió a una operación de cambio de sexo, ha asegurado que en ningún momento se ha opuesto a que la abuela pueda ver a sus hijas y ha acusado a la anciana de ser la responsable de su separación, "ya que se metió en casa sin permiso" y, además, se inmiscuyó en la educación de las menores.

"¡Al final, tuve que decir a mi esposa, o tu madre o yo!", ha declarado Menno V.D.M, que también ha querido dejar claro que su condición de transexual no tenía que haber trascendido públicamente porque no tiene nada que ver con la materia que se está dilucidando y tampoco entorpece la tarea de guardia y custodia que ejerce desde la muerte de su mujer.

"Precisamente, el informe del equipo psicosocial establece que mi condición supone un beneficio para poder desempeñar las dos figuras, de padre y madre, y no me cabe ninguna duda de que mi forma de educar a mis hijas es buena", ha enfatizado Menno, que ha confesado que no desea volver a tener más contacto personal con su exsuegra, a la que incluso ha acusado de robar a sus hijas.

"A las niñas tampoco les interesa verla porque se llevó todo su mundo", en referencia expresa, según el padre, a que la anciana se presentó un día en el domicilio familiar y se llevó sus pertenencias y sus juguetes.

En la misma línea, el abogado del progenitor se ha mostrado conforme con el régimen de visitas planteado por los expertos y ha aprovechado para criticar el hecho de que hubiera trascendido la nueva condición sexual de su cliente, al entender que no afecta para nada al trasfondo del asunto. "¡No montemos un circo, o ustedes estarían aquí en el supuesto de que mi cliente fuera budista o socio del Real Valladolid!", ha preguntado el letrado a los periodistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento