Principe_Carlos
El príncipe de Gales, en su visita al área afectada por las inundaciones en Carlisle el pasado 14 de enero. REUTERS/Owen Hymphreys
El príncipe Enrique tuvo que limpiar las pocilgas, ayudar a cuidar el ganado y trabajar en los huertos de zanahorias y cebollas bajo las instrucciones del encargado de la granja, David Wilson, según asegura hoy el diario sensacionalista "The Sun".

Con estos "trabajos honestos" el heredero de la Corona británica pretende que su hijo pequeño "siente la cabeza" y deje de causar problemas al tiempo que colabora en labores útiles.

Este castigo no ha sido la única consecuencia de la aparición del príncipe disfrazado de nazi, que la semana pasada causó una seria polémica en el Reino Unido y en gran parte del mundo. La Cámara de los Comunes anunció que someterá a un riguroso análisis a los asesores de los príncipes Guillermo y Enrique el próximo mes, según recoge hoy el periódico británico "The Times".

La Cámara de los Comunes también estudiará el uso que el príncipe Carlos hace de los 24.000 euros que el Ducado de Cornwall genera al año para sus gastos, con los que paga, entre otras cosas, a sus 84 empleados y los gastos de oficina de su novia, Camilla Parker Bowles.

Las audiencias en la Cámara de los Comunes, que serán televisadas, comenzarán el próximo día 7 de febrero

Encuesta

¿Crees que el disfraz del príncipe constituye una ofensa para el pueblo judío?

63,09 % (147 votos)
No
36,91 % (86 votos)