Somalia
Milicianos de la Unión de Cortes de la Sharia patrullan en Mogadiscio. (Foto: Efe) EFE/Albadri Abukar
La Unión de Tribunales Islamistas, que desde comienzos de mayo ha venido ganando posiciones de Mogadiscio que estaban antes en poder de los "señores de la guerra",
controla ya casi toda la capital, y tiene planes de extender su lucha más allá de la ciudad.

Un responsable de estos tribunales, Moalim Hashi Mohamed, dijo el martes que la intención de sus milicianos es dirigirse ahora hacia Jawhar, 90 kilómetros al norte de Mogadiscio, donde se han refugiado algunos "señores de la guerra". 

 En esa población tenían su sede varias organizaciones internacionales que prestan asistencia en Somalia, pero en las últimas jornadas han ido trasladando a sus empleados fuera de la localidad ante la posibilidad de que los combates lleguen allí.

Los señores de la guerra han perdido casi todas sus posiciones en Mogadiscio pero les queda algún poder de movilización

La Alianza para la Restauración de la Paz y Contra el Terrorismo (ARPCT), que fue creada en febrero pasado por varios "señores de la guerra" para contrarrestar el poder de los islamistas, ha perdido casi todas sus posiciones en Mogadiscio, pero aún le queda algún poder de movilización.

Oposición a los tribunales islamistas

Miles de personas se reunieron hoy en el estadio Conis, en el norte de Mogadiscio, para expresar su oposición a los tribunales islamistas y apoyar a los "señores de la guerra" Muse Sudi Yahalow y Bashir Rage Shirar, dos de los más importantes de esta ciudad.

Miles de personas se reunieron en el norte de Mogadiscio para expresar su oposición a los tribunales islamistas
"Los tribunales son clanes que se esconden bajo la bandera del Islam. Están atacando nuestro territorio tradicional, y tenemos que defender nuestra tierra", afirmó en el acto uno de los "señores de la guerra", Muse Sudi.

"Son terroristas y lo que quieren es empeorar la imagen del Islam", agregó.

Calmar la situación

Dirigentes políticos del clan Mudulod, al que pertenecen Muse Sudi y Bashir Rageuna, se reunieron anoche con el presidente de la Unión de Cortes Islámicas, Sheikh Sharif Sheikh Ahmed, para intentar calmar la situación.

Si las cortes islámicas no retiran sus milicianos de varios puntos de Mogadiscio antes de 24 horas se desatará una guerra civil

 Pero al final de esa reunión, los políticos del clan Mudulod dijeron en un comunicado que si las cortes islámicas no retiran sus milicianos de varios puntos de Mogadiscio antes de 24 horas, "se desatará una guerra civil como la de los años noventa".

Estos políticos del clan más poderoso de Mogadiscio dijeron que, si eso sucede, Mogadiscio volverá a quedar dividido por la "línea verde" que separaba a los dos bandos más importantes de la ciudad en los años noventa.

Desde que en 1991 fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, Somalia es escenario de luchas entre los diferentes clanes y "señores de la guerra".

El fenómeno de las cortes islámicas es más reciente y ha surgido por la ausencia de un poder centralizado.

Las amenazas del clan Mudulod fueron criticadas por políticos de otro clan, el de Habargidir, por intentar crear "una nueva tragedia en Somalia".

Desde febrero han muerto cerca de 350 personas y otras 1.500 han resultado heridas

"Si surge una guerra civil, centenares de miles de personas morirán", dijo el teniente general Mohamed Warsame Dholey, que es del clan Habargidir.

La respuesta de las cortes islámicas no se hizo esperar.

Uno de sus dirigentes, Sheikh Abdulkader Ali, dijo que las amenazas de los Mudulod sólo buscaban socavar lo que definió como "las conquistas de la gente" de Mogadiscio.

Desde que la ARPCT y las cortes islámicas comenzaron su lucha han muerto cerca de 350 personas, la mayoría civiles, y otras 1.500 han resultado heridas.

        NOTICIAS ANTERIORES