La localidad de Tarazona de la Mancha (Albacete), que disfrutaba este martes de su día de fiesta, ha quedado conmocionada por la noticia de que un niño de dos años, vecino de la localidad, podría haber muerto a causa de los malos tratos propinados por los padres. Entre los vecinos no se habla de otra cosa.

Al parecer, comentan que esta familia no era demasiado conocida en el pueblo y que los rumores apuntan a que el menor había sufrido algún accidente doméstico. En cualquier caso, se muestran sorprendidos y apenados de que haya podido producirse un suceso de estas características.

La Guardia Civil ha detenido en Albacete a un hombre y a una mujer —residentes en Tarazona de la Mancha— por la muerte del hijo de ésta, de dos años edad, mientras estaba siendo tratado de diversas lesiones en el Hospital Universitario de la capital.

Según han indicado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación, la detención la ha llevado a cabo la Guardia Civil y tras la misma se ha procedido a abrir una investigación para esclarecer lo sucedido.

De otro lado, fuentes del Gobierno de Castilla-La Mancha han informado a Europa Press de que el menor ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del citado centro hospitalario en la madrugada de este martes, donde falleció poco después.

La madre no es de tarazona

Por su parte, el alcalde de Tarazona, Juan Vicente Oltra, ha indicado a Europa Press que se trata de una pareja joven y que la madre del niño no es natural de la localidad, mientras que el varón detenido sí lo es.

El primer edil ha querido ser cauto en sus declaraciones y ha señalado que la detención de la pareja ha sido "preventiva" a expensas de conocer los resultados de la autopsia del bebé que determine la causa de su muerte.

No obstante, sí que ha indicado, según le ha comunicado la Policía Local, que el niño sufrió un accidente este fin de semana al caerse, golpearse en la cabeza y hacerse un hematoma. Hecho en el que la pareja detenida no vio gravedad en un primer momento, ha indicado.

Así, ha apuntado que no fue hasta la noche de este lunes cuando los padres se percataron de la gravedad de lo sucedido, ya que el menor presentaba síntomas de mareos. Razón por la cual, ha añadido, tras ser atendido en el centro de salud local, fue trasladado al Hospital de Albacete donde fue atendido.

Sentimiento de pena

El alcalde de Tarazona ha asegurado que la localidad está consternada por lo sucedido y que en los vecinos del municipio "se ha instalado un sentimiento de pena".

Finalmente, ha dicho que al estar el municipio celebrando las fiestas de San Antón, todavía no se ha podido poner en contacto con los grupos municipales para decidir si decretarán días de luto por el fallecimiento del menor, "pero se tomarán decisiones en ese sentido", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.