Trinidad Jiménez ha denunciado que en el parque forestal de Moratalaz, que ha visitado por la mañana, unos 2.600 árboles (el 64% de los 4.031 ejemplares trasplantados a esta zona desde diferentes obras de la M-30) están "completamente secos".

Acompañada por el concejal socialista y portavoz en el distrito, Pedro Zerolo, el edil responsable en Medio Ambiente, Pedro Santín, y los diputados regionales Helena Almazán y Francisco Garrido, Jiménez recordó que Ruiz-Gallardón prometió que 6.636 árboles del entorno de la M-30 serían trasplantados en Moratalaz.

Gallardón ha transplantado 2.605 ejemplares menos de los que anunció

"Ahora nos encontramos que hay 2.605 ejemplares menos de los anunciados, de los que 2.600 están secos", puntualizó.

Las causas de estas muertes son, para los socialistas, el tamaño excesivo de los árboles, el entorno inadecuado para determinadas especies, la replantación fuera de temporada y la falta de riego y de cuidados fitosanitarios adecuados, así como la falta de planificación y previsión.

"Da igual que Ruiz-Gallardón siga diciendo que el de Moratalaz es un gran parque forestal porque la realidad refleja otra cosa muy distinta", concluyó.

¿Madera regalada?

Jiménez también acusó al Ayuntamiento de "regalar" a las empresas concesionarias de las obras de la M-30 unas 30.000 toneladas de madera procedentes de los 20.500 árboles talados, lo que supone más de un millón de euros, "sin que en sus contratos tengan derecho a su aprovechamiento económico". 

Según Jiménez, la madera obtenida tras la tala "indiscriminada" de árboles por el proyecto es propiedad del Ayuntamiento, ya que son ejemplares pertenecientes al patrimonio municipal.
El Ayuntamiento ha "regalado" 30.000 toneladas de madera valorada en un millón de €, según el PSOE

"Es el Consistorio el que debería aprovecharla, bien para su venta o para su trituración y posterior transformación en compost con destino al abono de parques y jardines", precisó.

En este sentido, mostró su preocupación por que el Ejecutivo local "no ha cobrado ni un euro por la venta de esta madera", a pesar de que se han troceado árboles de alto valor económico como el cedro.

Además, criticó a la Dirección General de Patrimonio Verde, que, a su juicio, "no ha llevado el más mínimo control sobre el destino de esta madera".

La madera no valía nada, dice el Ayuntamiento

El Ayuntamiento ha salido al paso de las acusaciones realizadas por el PSOE asegurando que la madera de los árboles talados"no es aprovechable comercialmente al no tener ningún valor económico", ya que, según explicó, "se trata de ejemplares en mal estado, circunstancia precisamente que ha motivado la autorización de sus talas".

Los árboles talados no son 20.500, sno unos 14.000

En declaraciones a Europa Press, el director general de Patrimonio Verde del Ayuntamiento de Madrid, Federico Sepúlveda, señaló además que los árboles talados en el entorno de la M-30 "no son 20.500 como dicen los socialistas, sino unos 14.000".

Según sus cálculos, teniendo en cuenta que se han talado 14.000 árboles y estableciendo un diámetro medio de 30 centímetros, cada ejemplar podría proporcionar 0,28 toneladas de madera, lo que en total sumaría 3.920 toneladas, y no 30.000, como ha afirmado el PSOE.

NOTICIAS RELACIONADAS: