Proyecto de residencia LGTB en Rivas.
Imagen del complejo proyectado y que se levantaría en Rivas-Vaciamadrid. Fundación 26 de Diciembre.

"Con la crisis de la construcción y de la deuda, todo se ha parado un poco, pero continuamos y lo vamos a hacer realidad". Así de seguro se muestra Federico Armenteros cuando se le pregunta si el proyecto de un complejo donde los ancianos del colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) puedan disfrutar de su vejez sin cortapisas sigue adelante.

Las viviendas costarían entre 115.000 y 130.000 euros cada unaEn junio de 2011, y con una amplia repercusión en los medios de comunicación, la Fundación 26 de diciembre presentó una idea ambiciosa: un centro "no excluyente", pero dedicado, fundamentalmente, a mayores gays que quisieran envejecer "junto a sus iguales" y lejos de miradas acusadoras o reprobatorias.

El lugar elegido fue Rivas-Vaciamadrid, uno de los ayuntamientos de Madrid más progresistas de la región y cuya corporación municipal, encabezada por Izquierda Unida, había cedido una parcela de 8.000 metros cuadrados durante 75 años.

Seis meses más tarde, la Fundación ya tiene 20 cooperativistas interesados. Cada uno de ellos se compromete a aportar entre 115.000 euros y 130.000 euros para adquirir en propiedad un apartamento de entre 40 y 50 metros cuadrados, con habitación, salón, cocina, baño y terraza y con derecho a servicios comunes como atención geriátrica, piscina, salón de belleza, biblioteca y gimnasio.

Rechazo social

En total, el Residencial XXVI de Diciembre tendría un máximo de 115 viviendas y albergaría a unas 200 personas en un entorno "donde el respeto sea la norma clave" y donde puedan envejecer "de forma activa", según Armenteros, presidente de la Fundación.

Hay mayores que no revelan su orientación sexual para no ser rechazadosSin embargo, la crisis económica e inmobiliaria ha ralentizado los planes de construcción y 26 de Diciembre (llamada así por el día en el que pasó a la historia la ley de la dictadura franquista que penalizaba la homosexualidad) se ha visto obligada a buscar alternativas.

"En estos momentos, y como la aportación de los cooperativistas no es suficiente, hemos emprendido como Fundación una búsqueda de recursos con inversores e instituciones públicas para sacar nuestro proyecto adelante", explica Armenteros a 20minutos.es.

"No estamos parados, queremos ser una referencia en España porque proyectos similares a este se han aplazado por culpa de la crisis. Tenemos personas interesadas que quieren salir de sus residencias actuales porque son gays o transexuales y no lo cuentan para no ser rechazados", añade.

El solar de la residencia, situado en la zona Cerro de la Cabaña y Las Canteras de Rivas, ya está disponible. Solo hace falta encontrar la financiación necesaria para crear la primera residencia 'gay friendly' de España.

Consulta aquí más noticias de Madrid.