La Costa del Sol y las principales ciudades andaluzas concentran los mayores aumentos en facturación en 2011

Entre los destinos con mejores expectativas para este año están Málaga y Sevilla
Sebastian Escarrer Y Jose Luis Zoreda, Presidente Y Vicepresidente De Exceltur
Sebastian Escarrer Y Jose Luis Zoreda, Presidente Y Vicepresidente De Exceltur
EUROPA PRESS

La actividad turística española cerró 2011 con un crecimiento del 2,6 por ciento, casi cuatro veces más que el conjunto de la economía española, estimado en el 0,7 por ciento, según la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), que no obstante, ha advertido de que este crecimiento está todavía lejos de poder anticipar una clara recuperación, mientras que de cara a 2012, Canarias y Baleares son los destinos con mejores expectativas.

Así, las dos islas, y en menor medida los destinos del litoral de Cataluña, la Costa del Sol, Barcelona, Madrid, Valencia y las principales ciudades andaluzas concentraron durante 2011 los mayores aumentos en facturación y resultados empresariales.

En este sentido, para 2012, entre los destinos con mejores expectativas repiten, en el ámbito vacacional, Canarias y Baleares; y dentro de los urbanos Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga y Sevilla. Los más dependientes de la demanda interna, como la España Verde, el litoral valenciano, andaluz y murciano auguran, según Exceltur, "un año complejo".

El presidente de Exceltur, Sebastián Escarrer, subrayó en rueda de prensa para presentar las previsiones del sector turístico para 2012, que este repunte turístico de los dos últimos años solo ha servido para recuperar parte de la intensa pérdida de actividad turística sufrida en 2008 y 2009.

"El turismo se ha convertido en el principal y único motor de la economía española que ha permitido la generación de 2.678 millones de euros y la creación neta de 17.000 puestos de trabajo a lo largo del año", explicó Escarrer.

El 'lobby' turístico subrayó que la demanda extranjera ha explicado en exclusiva el crecimiento del PIB turístico durante 2011, mientras se aprecia una contracción de la demanda española que se ha ido acelerando a medida que ha avanzado el año.

La demanda extranjera en España se ha favorecido de un escenario macroeconómico más propicio hasta después del verano, pero sobre todo, por los turistas que han optado por España ante la inestabilidad presente en Egipto y Túnez, que han perdido siete millones de visitantes.

"El incremento de la demanda extranjera motivado por el trasvase de turistas prestados de países competidores del Mediterráneo oriental, se asocia con un perfil de turista que contrata con servicio paquetizado, en hoteles de categoría cuatro o cinco estrellas localizados principalmente en destinos del litoral Mediterráneo y las Islas", ha explicado Escarrer.

Exceltur indica que el consumo turístico de los españoles se ha contraído en 2011, muy condicionado por la pérdida de poder adquisitivo de las familias españolas. Así, según ha explicado el vicepresidente de Exceltur, la demanda extranjera es "en exclusiva" la que ha contribuido al crecimiento del sector este año.

Incremento de ventas,

No de beneficio

Respecto a los ingresos mejoran los ingresos en divisas por turismo extranjero por el notable incremento de los flujos de demanda y no tanto por un reposicionamiento en mercado o turistas con mayor gasto promedio en destino asociado, salvo en el mercado ruso y nórdico.

El incremento de la actividad turística ha permitido que el 64,1 por ciento de las empresas turísticas españolas hayan incrementado sus ventas en 2011, aunque esto no se haya trasladado en la misma intensidad sobre los resultados de las empresas turísticas españolas, ya que solo el 44,9 ha mejorado beneficios respecto a 2010.

"La presión y la contención de precios y el fuerte aumento de los costes han impedido una recuperación más intensa en resultados para las empresas turísticas españolas que han visto como en algunos casos sus rentabilidades han sido negativas", ha indicado Zoreda.

Los resultados han sido muy dispares y están vinculados a los distintos subsectores y entornos competitivos. Así los productos vinculados a destinos de sol y playa y vinculados a la demanda extranjera cierran 2011 con buena facturación y resultados, al contrario de lo ocurrido en hoteles urbanos o de turismo rural donde los retrocesos han sido generalizados.

"En general las empresas han avanzado en facturación pero la elevada presión sobre los precios en un entorno muy competitivo y el incremento de costes operaciones han hecho que los resultados no hayan mejorado. Así se vende más pero no se gana más", ha justificado el vicepresidente de Exceltur.

Crecimiento del 0,2% PARA 2012

De cara a 2012, Exceltur prevé el devenir de la actividad turística estará vinculado a los condicionantes y solución a la crisis de los mercados y su eventual impacto en la evolución de los países del área euro y al ritmo de retorno a la normalidad de los destinos competidores del norte de África.

Así, según sus estimaciones, la actividad turística en España mantendrá niveles similares a los registrados en 2011 con lo que la previsión de crecimiento de la misma se situará en el entorno del 0,2 por ciento.

Los destinos con mejores expectativas para 2012 serán Canarias y Baleares en los vacacionales y Madrid y Barcelona y otras ciudades de tamaño medio como Valencia, Málaga y Sevilla, con un fortalecido reposicionamiento de su marca y producto turístico en el panorama internacional.

Aun en un escenario muy complejo los empresarios turísticos reflejan cierto optimismo de cara a 2012: un 67,6 por ciento anticipan un leve crecimiento de las ventas, y un 61,2 por ciento esperan traducirlas en mejores resultados.

"El próximo año continuará la línea de evolución de este año, con un leve crecimiento de un mercado interno deprimido y con un mayor crecimiento del externo derivado de impactos ajenos a España. Así, aún se respira un moderado optimismo en el sector", ha concluido el presidente entrante de Exceltur, Fernando Conte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento