Claves de la sentencia del caso Marta del Castillo: ¿Por qué Carcaño es el único condenado?

Carcaño (izquierda), la novia de su hermano y Samuel Benítez.
Carcaño (izquierda), la novia de su hermano y Samuel Benítez.
AGENCIAS

El caso Marta del Castillo ya tiene sentencia. Dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla, el asesinato y posterior desaparición del cuerpo de la joven sevillana se ha saldado con la condena a 20 años de cárcel del autor confeso del crimen, Miguel Carcaño, que era pareja de Marta cuando esta murió, en enero del año 2009. Cabe destacar que Carcaño, si bien ha sido condenado por asesinato, no lo ha sido por violación, tal y como pedían la Fiscalía y la acusación particular.

Los otros tres imputados en el caso, el hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado, la novia de este, María García, y el amigo del principal acusado, Samuel Benítez, han sido absueltos de todos los delitos que se les imputaban, aunque el principal de estos era el de encubrimiento por presuntamente haber ayudado a Carcaño a deshacerse del cuerpo de la menor sevillana.

¿Por qué Carcaño ha sido absuelto del delito de violación? ¿Está justificada la absolución de sus tres supuestos cómplices? ¿Es justa la sentencia para la familia de Marta del Castillo? En 20minutos.esanalizamos la sentencia del caso imputado por imputado.

MIGUEL CARCAÑO

El asesino confeso de la joven sevillana ha sido condenado a 20 años de cárcel como "autor responsable de un delito de asesinato, definido y circunstanciado", y se le prohíbe residir en la misma localidad o ciudad donde lo hagan los padres y las hermanas de Marta por espacio de 30 años. A la vez, deberá pagar el 1/7 de las costas del juicio, y tendrá que indemnizar con 280.000 euros a los dos progenitores de la víctima y con 30.000 euros a cada una de las hermanas de esta "por el daño moral causado por la muerte y desaparición" de Marta.

La Audiencia asume que la versión de que la víctima fue asesinada tras recibir un golpe con un cenicero de un tamaño considerable "viene avalada por el hecho de encontrar en el interior del chaquetón que vestía esa noche D. Miguel sangre de la menor", lo que se explica por la declaración de Carcaño de que tiró al río el objeto que usó para quitarle la vida a la joven. Por tanto, la versión de que Marta fue estrangulada ha sido desechada.

Sobre la acusación de violación que pesaba sobre Carcaño, la Audiencia estima que "no se ha acreditado de modo alguno que el acusado agrediera sexualmente" a Marta, ya que los restos biológicos analizados no lo corroboran. A pesar de que en una de sus múltiples versiones del caso, el asesino confeso aseguró que tanto él como Francisco Javier García Martín, más conocido como El Cuco, violaron a Marta en la cama del dormitorio del primero, pero solo fue hallado ADN de Carcaño y la víctima. De esta manera, dada la ausencia de restos de El Cuco en el dormitorio, la Audiencia asegura que "descartan la realidad de esta versión".

El otro argumento de la Audiencia para desestimar el delito de violación es la carta que escribió Carcaño antes de su supuesto intento de suicidio, en la que "mantuvo que tanto él como Cuco agredieron sexualmente a la menor". Sin embargo, se recuerda el testimonio de un interno en la prisión de Morón de la Frontera, donde estuvo recluído el autor del crimen, que declaró que "si bien D. Miguel tenía una cuerda enrollada en el cuello, los pies le llegaban al suelo, lo que parece descartar la idea suicida". Por tanto, esta "simulación del suicidio", propia de "una mente manipuladora" como la de Carcaño, sirve al juez para que no se acredite la agresión sexual.

En cuanto a la participación del principal acusado en la desaparición del cuerpo, la sentencia establece que "ha quedado acreditado" que Carcaño sacó el cuerpo de Marta de su domicilio "utilizando la silla de ruedas que fue de su madre" con la ayuda de El Cuco y "un tercer desconocido".

Se establece, además, que "sobre las 22.15 horas del indicado día", Carcaño y El Cuco se separaron, "y mientras que el menor regresó a su barriada de Sevilla, D. Miguel se fue a Camas, al domicilio de su novia al que llegó a las 22’50 horas", lo que sitúa la desaparición del cuerpo en una hora previa a las 22.15 horas.

Sobre las indemnizaciones que Carcaño deberá pagar a la familia de la víctima, la Audiencia se basa en los informes de los Médicos Forenses sobre los padres de Marta, que establecen que ambos necesitaron tratamiento médico para lidiar con la desaparición de su hija, lo que justifica los 140.000 euros que el condenado deberá pagar a cada uno. Las hermanas de Marta también recibirán 30.000 euros en concepto de "daño moral" por la muerte de la joven, dado que ambas también requirieron tratamiento psicológico a causa de lo ocurrido.

La Fiscalía solicitó para Carcaño 20 años de prisión, 30 por dos delitos de agresión sexual y otros dos por un delito contra la integridad moral, mientras que la acusación particular hizo suyas las peticiones del Ministerio Público, sumando a estas un delito de 5 años por profanación de cadáveres y una indemnización de 480.000 euros para la familia de Marta.

FRANCISCO JAVIER DELGADO

El hermano del único condenado por el asesinato de Marta ha sido absuelto del delito de encubrimiento que se le imputaba, al haber ayudado presuntamente a Carcaño a hacer desaparecer el cuerpo de la joven, además  de ser exonerado de otros delitos de amenazas, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusado.

La sentencia justifica la absolución de Delgado en una enésima contradicción entre las versiones que ofreció su hermano y principal acusado. Carcaño aseguró que el día del crimen (24 de enero de 2009) salió de su domicilio para llamar a Samuel Benítez desde una cabina, y que cuando regresó a casa observó que una amiga de Marta estaba llamando al móvil de esta, "comprobándose del listado de llamadas que esa llamada al móvil de Dª Marta del Castillo se efectuó a las 20.28 horas". A la vez, constaban tres llamadas en el móvil de Delgado entre las 20.30 y las 20.41 horas, que le posicionan en su domicilio junto a su hermano.

Sin embargo, la investigación descubrió que Carcaño llamó a Benítez a las 0:11 horas del día 25, y no antes de las 20.28 del día 24, por lo que "no se puede sostener que el Sr. Delgado estaba en su domicilio cuando su hermano acabó con la vida de Dª Marta del Castillo, con base en esa llamada" de la amiga de Marta, ya que el hermano de Carcaño se ausentó del domicilio a las 20.40, cuando Marta aún estaba viva.

Otro de los argumentos de la sentencia para absolver a Delgado es los hechos probados de lo que hizo ese día, ya que se recuerda que "salió de su domicilio a las 20.40 horas y se dirigió a casa de Dª Rosa Mª, su exmujer, para estar con ella y su hija común hasta que fue recogido a las 23’30 horas por Dª María García Mendaro, quién le llevó al bar de su propiedad Dseda, en el que estuvo trabajando hasta las 03.10 horas del día 25, desde donde se fue a un establecimiento de copas en la calle Albaida, regresando a su casa a las 04.00 horas", lo que confirma, según la sentencia, que Delgado no estuvo en su domicilio cuando Carcaño y El Cuco trasladaron el cuerpo.

En cuanto al único resto biológico de Delgado hallado en el inmueble, mezclado con el de su novia y también imputada, María García, es el que apareció en una alargadera intervenida en su dormitorio. Por tanto, al haberse desarrollado los hechos en la habitación de Carcaño, "este resto biológico no involucra en absoluto al SR. Delgado en la comisión de los hechos".

De esta forma, la sentencia estima que "las pruebas de cargo ofrecidas por las partes no tienen la fuerza necesaria para enervar el derecho de presunción de inocencia del acusado", por lo que ha determinado la absolución de Delgado.

La Fiscalía pidió para Delgado tres años de cárcel por encubrimiento y dos por un delito contra la integridad moral, mientras que la acusación solicitó el pago de 100.000 euros de indemnización a la familia por parte del acusado.

SAMUEL BENÍTEZ

El amigo de Carcaño ha sido absuelto de los delitos de encubrimiento, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusado. La sentencia recuerda que "no hay ni un solo resto biológico de D. Samuel en el interior del domicilio de León XIII, ni en el Volkswagen Polo de la madre de El Cuco, que en algunas de las versiones de incriminación del SR. Carcaño se dice utilizado para transportar el cuerpo" de Marta, por lo que "ni un solo dato objetivo corrobora mínimamente el contenido incriminatorio de las declaraciones de D. Miguel respecto a D. Samuel Benítez".

Las distintas versiones de Carcaño sobre la supuesta participación de Benítez en la desaparición del cuerpo de la joven también han sido beneficiosas para lograr la absolución, dado que las declaraciones del asesino confeso "en algunas incrimina a D. Samuel, en otras no", por lo que estas "no tienen virtualidad alguna para enervar la presunción de inocencia que ampara" a Benítez.

Las llamadas que Carcaño dijo haber realizado al teléfono de su amigo a distintas horas, y que se ha corroborado que fueron falsas, también han provocado que el acusado haya sido eximido de los cargos que se le imputaban.

La fiscalía solicitó para Benítez tres años de prisión por encubrimiento y otros dos por un delito contra la integridad moral, además del pago de 100.000 euros de indemnización a la familia.

MARÍA GARCÍA

La novia del hermano de Carcaño también ha corrido la misma suerte que los otros dos imputados, al ser absuelta de los delitos de encubrimiento, contra la integridad moral y profanación de cadáveres por los que venía acusada.

La sentencia destaca que "la conducta de Dª María, facilitando la labor policial corrobora periféricamente la más absoluta ignorancia de esta acusada sobre los hechos enjuiciados", lo que también corrobora  "el hecho de mantener una cita con un compañero de facultad a pesar de que pudiera detectar algo extraño en el piso", dado que si García hubiese conocido los hechos, siempre según el juez, "una persona consciente de esa posibilidad hubiera cancelado la cita para estudiar en ese domicilio con cualquier excusa".

García dispone de la coartada de varios compañeros de facultad y amigos, además de su novio, que aseguraron que la acusada estuvo toda la tarde del día 24 estudiando en una biblioteca, que posteriormente estuvo con una amiga, y después se vio con Francisco Javier Delgado, por lo que no llegó al domicilio hasta pasadas las 0.00 horas del día 25, algo que ha quedado corroborado por todos los testimonios anteriores. Además, las llamadas recogidas en su teléfono la sitúan en los lugares en los que ella aseguró estar.

De esta forma, y dado que la sentencia establece que Carcaño y El Cuco trasladaron el cuerpo de Marta antes de las 22.15 horas, García no pudo colaborar en el traslado de este, según se extrae del texto.

Además, como ocurrió con su pareja, el único resto biológico de García apareció en una alargadera de la habitación de Delgado, por lo que "de la prueba practicada no se infiere con la fuerza probatoria que requiere una sentencia de condena que la acusada Dª María García Mendaro haya tenido participación alguna en la desaparición del cadáver de la menor", por lo que se dicta su absolución.

La Fiscalía y la acusación particular solicitaron para García la misma condena por los mismos delitos que a los otros dos acusados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento