La Audiencia de Sevilla ha condenado a Miguel Carcaño a 20 años de cárcel por el asesinato en 2009 de la joven sevillana Marta del Castillo y lo ha absuelto del delito de violación en una sentencia, conocida este viernes, que absuelve de todos los delitos a sus tres presuntos cómplices.

La sentencia impone además a Carcaño el pago de 140.000 euros a cada uno de los progenitores de Marta del Castillo y 30.000 a cada una de sus dos hermanas, pero le exonera de pagar los 616.319 euros que costó buscar el cadáver porque fueron "consecuencia de la investigación del delito" y "obligación de la Policía".

El hermano de Carcaño, Francisco Javier Delgado, y su novia, María García, así como el joven Samuel Benítez han sido absueltos de ayudarle a deshacerse del cuerpo de la víctima, siendo este uno de los puntos más polémicos y que ha despertado más protestas entre la familia de Marta del Castillo.

La sentencia no considera demostrado que Carcaño y el menor de edad apodado 'el Cuco' violaran a Marta, dice que la muerte se produjo por un solo golpe en la sien izquierda con un cenicero "de cristal, grande y pesado", y que posteriormente estos dos jóvenes, junto con una tercera persona no identificada, se deshicieron del cadáver en un lugar desconocido.

Los hechos

Relata la sentencia que Carcaño y Marta del Castillo llegaron hacia las 20.40 horas del 24 de enero de 2009 al piso del primero de ellos en la calle León XIII de Sevilla, discutieron en el dormitorio de Miguel por razones de la relación sentimental que habían mantenido en el pasado y el acusado, que tenía entonces 19 años, la golpeó "con un movimiento rápido y brusco, con gran fuerza". Marta cayó al suelo boca arriba con la cabeza y la cara ensangrentadas, debajo de la mesa del ordenador, y falleció de inmediato, tras lo cual Carcaño tiró el cenicero ensangrentado sobre la colcha y comprobó con un tensiómetro que Marta había fallecido.

En ese momento llegó al piso 'el Cuco', que había quedado con anterioridad con Carcaño, y tras hablar y discutir durante un rato sobre qué hacer, ambos amigos decidieron hacer desaparecer el cuerpo de Marta y todos sus efectos, por lo que lo sacaron en una silla de ruedas hacia las 22.15 horas.

Carcaño también es absuelto de un delito contra la integridad moral de los padres de Marta, al no desvelar al paradero del cuerpo, y de profanación de cadáveres porque con su "vil acción" no tuvo la intención de "vejar, envilecer y humillar" a la familia, sino evitar ser descubierto y ocultar las pruebas contra él. El tribunal dedica una parte de su sentencia a explicar que solo le han movido los principios de presunción de inocencia y el deseo de hacer un "juicio lógico, que no emocional" de las pruebas.

La Fiscalía de Sevilla solicitó 52 años de prisión para Miguel Carcaño También rechaza la inconstitucionalidad de la Ley Penal del Menor planteada por los padres de Marta y todas las peticiones de nulidad de las escuchas telefónicas y de la declaración de 'el Cuco', condenado en la jurisdicción de menores por encubrir el asesinato cometido por Carcaño.

Hay que recordar que la Fiscalía de Sevilla solicitó 52 años de prisión para Miguel Carcaño por los presuntos delitos de asesinato, dos delitos de agresión sexual y otro contra la integridad moral; mientras que pidió ocho años de cárcel para su hermano (por encubrimiento, amenazas al 'Cuco' y contra la integridad moral) y cinco para Samuel y María (por los delitos de encubrimiento y contra la integridad moral).

Recurso

Los padres de Marta han anunciado que recurrirán hasta los tribunales europeos la sentencia, porque creen que Carcaño "no pudo hacerlo solo", la Fiscalía ha dicho que estudia un fallo "decepcionante y que no comparte" y los abogados de los presuntos cómplices han lamentado el daño sufrido en estos años.

La familia de Marta cree que Carcaño "no pudo hacerlo solo" Tras conocer la resolución, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, ha reafirmado la voluntad del Gobierno de revisar la legislación para fortalecer la protección a los menores víctimas de delitos, además del tratamiento de los casos en los que son menores los que cometen delitos graves.

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que la Policía ha cumplido "ejemplarmente con su función" en el caso de Marta del Castillo, ha dicho respetar lo que puedan pensar los ciudadanos sobre la resolución judicial, pero ha advertido de que en un Estado de Derecho, el principio fundamental es que el Gobierno "acata y respeta" las decisiones de los tribunales.