Alan García en su toma de poder en 1985.
Alan García en su toma de poder en 1985. 20minutos.es
El líder del histórico Partido Aprista Peruano (PAP) fue, con 36 años, el presidente más joven de América Latina, pero terminó su mandato con la economía peruana colapsada, tasas de inflación que evaporaron el poder adquisitivo de los peruanos y el descontento ante medidas catalogadas de "populistas".
Terminó su mandato con la economía peruana colapsada

Debió afrontar, además, el fortalecimiento de Sendero Luminoso y el momento más crítico de la prolongada guerra interna.

Durante la reciente campaña electoral, en medio de la cual cumplió 57 años, reconoció los errores del pasado, que achacó a su juventud de entonces, y remarcó que ha adquirido la madurez suficiente como para subsanarlos.

Una victoria muy ajustada

Durante la campaña electoral reconoció los errores del pasado y los achacó a su juventud de entonces
 La primera vuelta del pasado 9 de abril le permitió recibir una nueva oportunidad de volver al gobierno, tras una lucha voto a voto con la conservadora Lourdes Flores, a la que dejó finalmente fuera de la carrera electoral por sólo 64.000 sufragios.

Sus principales propuestas han sido mantener la estabilidad del país, aprovechar la coyuntura económica mundial para colocarlo a la vanguardia del desarrollo en el Pacífico Sur y privilegiar el desarrollo de la agricultura para combatir la pobreza.

Formación internacional

Nacido el 23 de mayo de 1949 y bautizado como Alan Gabriel Ludwing García Pérez, se licenció en Derecho por la Universidad de San Marcos de Lima, se doctoró por la Universidad Complutense de Madrid y amplió estudios de Sociología en La Sorbona y en el Instituto de Altos Estudios de América Latina de París.

Regresó a Perú en 1978, e integró la Asamblea Constituyente que redactó la Carta Magna de 1979, después fue diputado por Lima y en 1982 secretario general del PAP, lo que catapultó su candidatura a la Presidencia en 1985.

Dos años de idilio

Tras ser elegido jefe del Estado, vivió dos años de idilio con el pueblo, con medidas populares como la restricción del pago de la deuda exterior, el rechazo a los organismos multilaterales, la reducción de gastos militares y la limitación de las importaciones.

Sus medidas fueron catalogadas de "populistas"
 El punto de inflexión llegó en 1987, cuando intentó nacionalizar la banca, lo que generó una oleada de protestas lideradas por el escritor Mario Vargas Llosa, que propugnaba una política conservadora.

Una de las acciones más cuestionadas de su Gobierno fue la matanza de más de 250 presos en tres cárceles de Lima, en 1986, como respuesta a un motín de supuestos terroristas.

Dejó la economía colapsada

El socialdemócrata terminó su gestión en 1990 con una tasa de inflación acumulada del 7.600 por ciento y su figura política totalmente desprestigiada.

En 1992, tras el auto-golpe de Alberto Fujimori, pasó a la clandestinidad y partió al exilio a Colombia y Francia, en medio de acusaciones de enriquecimiento ilícito, que posteriormente fueron declaradas prescritas por la justicia de su país.

Tras el auto-golpe de Alberto Fujimori, pasó a la clandestinidad y partió al exilio a Colombia y Francia
 Alan García es vicepresidente honorario de la Internacional Socialista y autor de varios libros, entre ellos, "El futuro diferente", "El Mundo de Machiavello y "La década infame".

Está casado en segundas nupcias con la argentina nacionalizada peruana Pilar Nores y tiene cuatro hijas y un hijo.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mira el vídeo de las elecciones en Perú